Nuevos edificios de la “U” en la mira por mala construcción

Los nuevos edificios en la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) están en la “mira” porque presentan problemas de diseño y de construcción. Las auditorías para establecer responsabilidades deberán esperar hasta que se cierren esos proyectos. La dirigencia estudiantil habla de posibles actos de corrupción que se cometieron en gestiones pasadas, cuando se concibieron esas obras.

Las observaciones van desde proyectos que fueron construidos sin portones hasta problemas estructurales de diseño, como es el caso del Centro de Convenciones en el Campus Universitario, que según informe del 2016 la infraestructura demandaba 50.400.911 bolivianos y la supervisión 1.759.000 bolivianos. La obra está paralizada hace más de un año.

Para el rector de la UAJMS, Gonzalo Gandarillas, ese proyecto es un caso trágico, pues inició con 180 ítems pero luego se tuvo que añadir 200 más para tratar de subsanar las falencias que tenía. Aun así tiene problemas, tanto en la cubierta como lo que significa la estructura de hormigón armado.

Por otro lado está el Gimnasio, infraestructura que demandó cerca de seis millones de bolivianos provenientes de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburo (IDH). Esta obra, que fue inaugurada hace dos años y no entró en funcionamiento a la fecha, presenta goteras en el hall, en el techo del segundo piso, por lo que el agua también pasa al piso inferior de ese edificio. En la actualidad se ve la manera de subsanar ese problema.

En el caso de la Guardería Universitaria, que costó 6,4 millones de bolivianos, al año de haber sido entregada presenta problemas estructurales, también se filtra agua por el techo. La obra fue ejecutada por la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) del Gobierno nacional para la estatal Juan Misael Saracho de Tarija. La empresa constructora decidió hacerse cargo para corregir esas falencias.

La autoridad manifestó que esos proyectos son los que tienen mayores problemas. Las otras estarán sujetas a que puedan reorganizar la parte del equipamiento. Eso sucede en farmacología, alimentos y en la mayoría de los laboratorios construidos. De este último proyecto mencionado, la obra salió sin el portón ni rejillas de seguridad para las ventanas, que a la fecha está en proceso de solución.

“En algún momento lo dije, todas las obras tienen problemas, nacieron cojas, algunas nacieron con infraestructura y sin equipamiento, otras mal supervisadas -comentó Gandarillas- nosotros iniciamos con la idea de realizar auditorías a todas las obras que tengan observación. Sin embargo, para que ese proceso pueda iniciar, los proyectos deben estar cerrados, concluidos. Con seguridad habrá responsables”.

El ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL), Fredy Sánchez, conoce que las mismas empresas que trabajaron para elaborar el proyecto del Centro de Convenciones, en la actualidad no existen, desaparecieron y no se tiene registros. Es por eso que deduce que pudo existir corrupción en gestiones pasadas. Como dirigencia exige que se haga seguimiento a los que empezaron a desarrollar esa obra, porque el daño es a la institución.
Como ese proyecto está paralizado hace más de un año, el dirigente alertó que la infraestructura empieza a deteriorarse, debido a que está expuesta a las inclemencias del tiempo, como son las armaduras y demás elementos de esa obra. Entonces la infraestructura puede debilitarse.

Sánchez sostuvo que tiene informe sobre las falencias que se produjeron en todas las construcciones, como el Gimnasio que debería estar en funcionamiento hace tiempo. Además de las falencias de la Guardería.

LA UAJMS Y SUS INFRAESTRUCTURAS

Gonzalo Gandarillas
Todas tienen problemas, nacieron cojas, algunas con infraestructura y sin equipamiento. Entramos con la idea de iniciar auditorias a todas las obras que tengan observación. Pero para que ese proceso pueda darse, los proyectos deben estar cerrados, concluidos.

Fredy Sánchez
Las mismas empresas que trabajaron para elaborar el proyecto del Centro de Convenciones no existen, desaparecieron y no se tiene registros. Es por eso que deducimos que pudo existir corrupción. Como dirigencia exigimos seguimiento.