No cesan las protestas en las calles de Cataluña

Miles de personas, participantes en cinco marchas, llegaron ayer al centro de Barcelona, como parte del quinto día consecutivo de protestas para exigir la independencia de Cataluña y criticar las condenas contra varios líderes separatistas.
Las principales vías de acceso a la ciudad, el transporte, el funcionamiento de los comercios y escuelas fueron interrumpidas por los defensores del proyecto secesionista, quienes consideran excesivas las penas dictadas contra los organizadores del intento separatista de 2017.
Tras cuatro meses de juicio y otros cuatro de deliberación, los jueces del Tribunal Supremo español decretaron el jueves condenas de entre nueve y 13 años en prisión para nueve de los 12 implicados en esos hechos.
La peor pena recayó en el ex vicepresidente de la Generalitat (autogobierno catalán) Oriol Junqueras, condenado a 13 años por sedición y malversación de fondos públicos.
El Tribunal Supremo consideró que el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, prohibido de antemano por la justicia; y la posterior declaración unilateral de independencia, supuso una sublevación para impedir la aplicación de las decisiones judiciales y la ley.
Según medios locales de prensa, la Guardia Civil se desplegó la tarde de este viernes en puertos, vías férreas, carreteras y aeropuertos de Cataluña, para hacer frente a los manifestantes, quienes han tenido fuertes enfrentamientos con los Mossos d’Esquadra (Policía autonómica).
De acuerdo con el Servicio de Emergencias Médicas de esa región, al menos 42 personas resultaron heridas el jueves, en tanto el Ministerio de Interior reportó el arresto de 16 ciudadanos.
La cifra de detenidos durante los últimos días supera el centenar, pero los Comités de Defensa de la República comunicaron que las protestas continuarán de manera indefinida en el paseo de Gracia.
Por su parte, el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, aseguró en Bruselas, Bélgica, que ‘el Estado de derecho no puede ceder al impulso de la exaltación y no habrá impunidad ante los hechos vandálicos’.
En declaraciones a la prensa tras el Consejo Europeo, señaló que se actuará en correspondencia con los principios de firmeza democrática, unidad y proporcionalidad, con el respaldo de la ley y la sociedad.
Mientras que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, volvió a desafiar al Estado español al comprometerse a promover un nuevo referendo para declarar la independencia de esa región para finales de 2021.
También pidió el cese de la violencia.