Municipio realiza control a hospedajes y restaurantes

La Secretaría Municipal de Turismo y Cultura, en coordinación con la Gobernación del Departamento, realiza los controles e inspecciones en los diferentes hoteles, hostales y restaurantes de la ciudad con el objetivo de ofrecer un servicio de calidad a los visitantes que llegan por motivo del Carnaval Chapaco 2020.

El secretario municipal de Turismo y Cultura, Fernando Trigo, indicó que Tarija tiene una gran afluencia de turistas por Carnaval, por lo cual desde el 20 de enero se trabaja en las inspecciones de los establecimientos de servicios.

“Iniciamos el día lunes y ya tenemos un cronograma establecido donde ya se han empezado a hacer diferentes inspecciones. Hoy (jueves) se continuamos con el cronograma, estamos con hoteles, hostales y posteriormente realizaremos las inspecciones en los diferentes restaurantes de la ciudad, para cuidar la inocuidad, y obviamente esperando a que la gente que nos visite en las próximas semanas tenga un servicio de muy buen calidad”, explicó.

Trigo indicó que el principal problema que enfrentan los hoteles y hostales de Tarija es la falta de legalidad en el rubro de hotelería y hospedaje. En ese marco, se notificó a los propietarios y gerentes para enmendar las falencias observadas en los próximos días y así evitar una clausura posterior.

“Hay muchos hoteles y hostales que no están legalmente establecidos, por lo que se está haciendo las notificaciones correspondientes para que coloquen su documentación al día y en el caso que no lo hagan serán clausurados” afirmó.

Agregó que también están trabajando para que los diferentes establecimientos de hospedaje que hay en la ciudad, como ser departamentos o casa que se alquilan por redes sociales, traten de legalizar su estatus con la Gobernación e Impuestos Nacionales, para frenar la competencia desleal en este rubro y eviten posibles procesos legales.

Por su parte, el presidente de la Cámara Hotelera de Tarija, Daniel Beccar, observó que la oferta de hospedajes por redes sociales generó un perjuicio de 30 a 40 por ciento al sector hotelero durante las fiestas de fin de año. “Hemos evidenciado un altísimo incremento en la oferta irregular, informal, ilegal, departamentos y casas que se ofrecen por una o tres noches que nos hacen una competencia desleal en el precio y en la calidad del servicio”, detalló.