Mujer denuncia que vive calvario con su concubino

En el municipio Villa Montes una mujer no aguantó más y volvió a denunciar a su concubino Delio A.V. por las constantes agresiones físicas y psicológicas que recibe del sindicado. Afirma que vivió un calvario junto a él, los tres últimos años.

De acuerdo a la denunciante, el sujeto constantemente le agrede física y psicológicamente, denigrándola incluso públicamente, pese a las reiteradas promesas de cambio de su pareja con la cual vive ya durante 10 largos años y con quien no tuvo ningún hijo. El sujeto estuvo incluso recluido en la cárcel y ella le ayudó para que saliera de ahí.

Así, la mujer recordó que en el año 2017 por ejemplo, el sujeto ya cometía varios abusos en contra de ella, como por ejemplo, le tiraba sobre su humanidad la misma comida que ella le cocinaba al sindicado, insultándola y diciéndole que no “servía ni para cocinar”.

Ese mismo año ella se enteró que el sujeto le era infiel, por lo que con la certeza de aquello le reclamó pero sólo recibió golpes e insultos del agresor. Por si eso fuera poco, tres días después de ese reclamo el sujeto se fue de su casa y la dejó para irse a beber. A las horas el mismo la llamó para que le recogiera dado su estado en el que se encontraba, pero cuando ella fue por él,  éste no quiso ir con su concubina y por el contrario, al verla solo la insultó, la golpeó y denigró.

Asimismo, después de esas malas experiencias, el sujeto cayó a la cárcel y el abogado de él se contactó con la denunciante para que le ayude a su cliente a salir del penal, para lo cual debía firmar un acuerdo, documento que accedió a firmar. Cuando el agresor salió de la cárcel, éste fue donde su concubina y le pidió perdón, prometiéndole que cambiaría, pero nada de eso ocurrió.

Puesto que al año siguiente, una vez que ella le preguntó por una mujer a la que él solía llevar en su volqueta, él le respondió con violencia, golpeándole con puños y patadas en su costilla, por lo que la mujer escapó como pudo para ir a pedir ayuda a la Policía. Así, cuando los efectivos policiales fueron hasta el domicilio de la víctima aprehendieron nuevamente al sujeto, pero en su audiencia cautelar éste salió y fue directo a golpear a la denunciante.

Por si eso fuera poco, la mujer denunció que el sindicado la encierra en su domicilio, no le deja ir a visitar a sus familiares ni amigos. De hecho, una vez que fue a visitar a su amiga, a su retorno, fue agredida nuevamente por el sujeto.

Por todo esto y cansada de los abusos, la mujer denunció a su concubino nuevamente y finalmente fue aprehendido. El caso pasó a conocimiento del Ministerio Público.