Metió a un niño a su cuarto y se masturbó frente a él

El Ministerio Público y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) se encuentran investigando un caso de corrupción de niño, niña y adolescente, en el que un menor de 3 años de edad fue la víctima de un “pervertido” de 35, que se masturbó delante del pequeño.

 

La denuncia fue interpuesta por el padre del menor, quien horrorizado tras conocer lo sucedido denunció a su inquilino A.V. (según sus iniciales) por corromper a su hijo, con el pretexto de hacerlo distraer y jugar.

De acuerdo al relato de la madre del pequeño, aquella tarde al promediar las 18.00, el menor se encontraba con ella en su domicilio jugando alrededor del patio, por lo que el sindicado, quien alquila una pieza en el inmueble, llamó al niño para enseñarle sus juguetes y jugar con él, situación que según los padres es recurrente, debido a la confianza que tenían los padres con el sindicado.

 

Es así que al promediar las 18.30, la víctima entró al cuarto del sindicado y la madre, quien estaba observando todo desde la ventana de arriba, se percató que su inquilino se suspendió la polera, posteriormente se puso de rodillas y acto seguido comenzó a masturbarse hasta que llegó a eyacular, pero sobre el rostro del pequeño.

La madre horrorizada por lo que había visto fue inmediatamente hasta el cuarto del sindicado y comenzó a golpear la puerta del dormitorio del sujeto, quien al verse descubierto intentó ese momento limpiar el rostro del menor y pidió disculpas de rodillas a la madre de la víctima, rogándole que no lo denuncie.

 

Una hora después, el padre del menor llegó a su domicilio y encontró a su esposa lavando el rostro del pequeño, por lo que le preguntó qué había pasado y ella le contó todo lo sucedido. Tras escuchar atentamente lo ocurrido, se dirigió inmediatamente a sentar la denuncia correspondiente en contra del inquilino.

 

De acuerdo al Código Penal, se comete corrupción de menores cuando  una persona mayor, mediante actos libidinosos o por cualquier otro medio corrompiere o contribuyere a corromper una persona menor de diez y siete años. En caso de ser hallado culpable incurrirá en privación de libertad de uno a cinco años.