Menor subió a un taxi en Yacuiba y fue abusada sexualmente

Una menor de 16 años de edad fue víctima de un abuso sexual perpetrado por un sujeto que se encontraba al interior de un taxi, acompañado de otro cómplice. El caso ocurrió el miércoles 5 de noviembre cerca del mediodía, en el municipio de Yacuiba. Afortunadamente pudo escapar de los agresores y ahora la Policía busca a los denunciados.

El informe fue presentado por el comandante departamental de la Policía, coronel Miguel Ángel Prieto, quien informó que la menor junto a una señora que ayudó a la víctima, llegaron ayer a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) para denunciar lo ocurrido.

De acuerdo al relato de la menor, ella habría tomado un taxi de color plomo con vidrios negros polarizados desde Barrio Nuevo para ir hasta el colegio Yacuiba, donde debía recoger unos lentes; sin embargo, en el trayecto, la adolescente vio que los sujetos que estaban dentro del taxi eran extraños, por lo que le dijo al chofer que se iba a bajar del vehículo, pero uno de ellos le amenazó con un cuchillo y le dijo que no se bajaría.

La víctima describió al sujeto como un hombre de contextura robusta, gordo, con barba y que vestía una polera a rayas color azul con rayas verde finitas y que llevaba puestas unas gafas de color negro.

Entonces en ese momento, tras ponerle el cuchillo en el cuello, el sindicado comenzó a manosearla, tocándole sus pechos, piernas y sus partes íntimas. Asimismo le bajó el pantalón hasta media pierna y empezó a realizarle tocamientos en sus partes íntimas.
Mientras tanto, el otro hombre que estaba en el auto, de contextura delgada, con tatuajes de una mujer en el varazo, y que vestía una musculosa negra se bajó del vehículo para ver que nadie se acercara al lugar donde estaban cometiendo el abuso a la menor.

Asustada y desesperada, la menor se defendió como pudo, golpeó a su agresor y pudo escapar del lugar corriendo sin rumbo, hasta que llegó a la plaza de Barrio Nuevo, donde se subió a otro taxi para ir hasta el colegio Yacuiba.

En el trayecto, a la altura del mercado Central subió una señora, quien al ver a la adolescente nerviosa y temblando, le dijo que le cuente lo que le pasaba y tras escucharla se fueron juntas hasta dependencias de la FELCV. Una vez a salvo, llamaron a la madre de la menor para que oficialicen la denuncia.