«Me habrán cortado el pelo y golpeado, pero mis ideas siguen intactas»: alcaldesa agredida de Vinto retoma su cargo

Patricia Arce, alcaldesa de Vinto

Patricia Arce, alcaldesa de Vinto, en la provincia de Quillacollo, regresó a su cargo tras haber sido brutalmente agredida por opositores al exmandatario, Evo Morales, e internada en un hospital.

La alcaldesa del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Morales, dijo que se rehusa a renunciar porque sería «una cobardía». Además, aseguró que solo se apartaría del cargo si su propia gente se lo pide.

«Los dolores siguen en el cuerpo, habrán podido cortarme el pelo, tal vez golpearme, pero mis ideas siguen intactas», dijo Arce en entrevista con RT,.

El 6 de noviembre, una multitud secuestró a la alcaldesa del edificio gubernamental y la hizo caminar descalza entre piedras y vidrios por más de siete kilómetros.

En el camino, Arce fue golpeada en todo el cuerpo, la raparon en público y le arrojaron pintura roja en su rostro y cuerpo. Horas después, la alcaldesa de Vinto fue liberada por la Policía y trasladada a un hospital de la zona.

La edil contó que aún tiene dolores en el cuerpo y que está siendo sometida a un tratamiento en sus riñones, afectados tras los golpes que recibió.

No obstante el dolor en el cuerpo y la tristeza que invade a sus hijos desde aquel día, Arce destacó que ella jamás ha hecho daño a nadie e hizo un llamado a la unidad, «porque no es bueno vivir así entre bolivianos«.

 

Asociación de Municipios de Tarija se solidariza con alcaldesa de Vinto