Mató a su padre por herencia, será juzgado

sdr

Un hombre de 45 años será juzgado este  22 de octubre por el delito de parricidio y por este crimen el Ministerio Público solicitó 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto. El imputado en el año 2016 llevó a su padre a ver los terrenos que tenían en San Andrés, pero en el lugar el anciano de 63 años fue asesinado con tres golpes en la cabeza propinados con una piedra.

El abogado de la víctima, Mario Wayar, informó que  el imputado tras tres años de permanecer con detención preventiva  en el penal de Morros Blancos, será juzgado la próxima semana en el Tribunal de Sentencia Primero de la Capital.

Asimismo dijo que durante el proceso  de investigación se recolectaron diferentes indicios para determinar la autoría del imputado en el hecho, entre los más importantes: la ropa del agresor, la cual estaba manchada con la sangre de su víctima  y que fue encontrada en su casa,  así como también fue importante  la declaración de los testigos quienes manifestaron que el imputado amenazó de muerte a su padre para que le diera la parte que le corresponde de su herencia.

Finalmente están las contracciones del presunto parricida quien negó haber llevado a su padre a ver los terrenos, cuando en realidad horas antes del asesinato la víctima fue vista con su hijo en un surtidor de gasolina.

Con todos estos elementos de prueba el Ministerio Público presentó la acusación formal el pasado año y solicitó 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto para el imputado.

Antecedentes

De acuerdo al informe policial, el hecho se suscitó el 13 de octubre del año 2016, cuando el imputado llevó a su padre a la comunidad de San Andrés para que le indicara que parte le correspondería como herencia, empero al llegar  ambos sostuvieron una discusión .

Enardecido el hijo porque esperaba que su padre le diera como herencia más hectáreas de terreno, tomó una piedra y le propinó tres golpes en la cabeza a su progenitor.

Tras cometer el crimen el agresor dejó el cuerpo de su padre en el lugar y retornó a la ciudad de Tarija. Horas después un grupo de comunarios se percataron de la presencia del cuerpo e inmediatamente dieron parte a la Policía.

Al realizar las investigaciones los efectivos policiales aprehendieron al hijo de la víctima y lo trasladaron a celdas policiales.