Marcha contra el racismo toma las calles de Alemania

Miles de personas en Alemania se congregaron desde el medio día de ayer sábado en la plaza Alexanderplatz, iniciando un recorrido por las calles de Berlín con el objetivo de protestar en contra del racismo y la exclusión.

La movilización fue convocada por la alianza “Unteilbar” (Indivisible) y apoyada por numerosas organizaciones, asociaciones, partidos políticos y destacadas personalidades. La protesta se da por las constantes discriminaciones a inmigrantes que se llevan a cabo en el país europeo; en contra de la exclusión; por los recortes sociales; y por los fallecimientos de inmigrantes en el mediterráneo.

“Nos son más ajenos que cualquier refugiado”, “No al acoso a los musulmanes” y “Juntos contra la política del miedo”, son algunos de los mensajes que se pudieron leer en las pancartas cargadas por los participantes.

El ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, expresó que los alemanes en su mayoría apoyan la tolerancia. “Un nuevo nacionalismo no soluciona ni un solo problema”, dijo Maas. Para el ministro, la diversidad no es un amenaza sino más bien un enriquecimiento que permite sociedades compuestas por personas de distintos orígenes, color, religión y cultura.

En septiembre, en Alemania un joven de origen cubano de 35 años de edad fue asesinado por acciones racistas. Pese a que el Gobierno alemán ha condenado la persecución a las personas extrajeras y de color, sus políticas migratorias no favorecen el discurso.