Macabro crimen: Cuatro niños fueron asesinados por su padre en Santa Cruz

La madre de los niños dijo que pretendía separarse de su pareja porque era violento. El sujeto que ahora se encuentra en un centro médico, era padre de dos niños y otros dos eran sus hijastros.

La madre de los menores no termina de creer este hecho. Foto: Red Uno

La Policía registró un macabro crimen en la ciudad de Santa Cruz. Walter R. M. de 46 años de edad usó un cuchillo de cocina para quitar la vida de sus dos hijos y dos hijastros, luego intentó suicidarse. En un mensaje confesó ser el autor del asesinato. La madre de las víctimas contó que pretendía separarse porque el sujeto era violento.

El agresor fue aprehendido y actualmente recibe atención médica en un centro de salud. Será imputado por los delitos de infanticidio y feminicidio.

“Se ha tenido el lamentable hecho de la muerte de cuatro menores a manos de su padre. Esto se habría producido en circunstancias en que la mujer le habría indicado que lo iba a dejar, se iba a ir con sus hijos”, informó el coronel Miguel Mercado, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

El hecho se registró este viernes en la tarde en la vivienda ubicada en la zona Valle Sánchez de la urbe cruceña. El progenitor, ahora sindicado del asesinato, cuidaba a los niños por las tardes, en el marco de un acuerdo al que había llegado con su pareja.

El agresor aprovechó la ausencia de su pareja y procedió a asesinar a los tres niños y una adolescentes, dos mujeres y dos varones, de 15, 5, 4 y 2 años. Dos de ellos eran sus hijos y los otros dos sus hijastros.

Según las investigaciones, el agresor utilizó un cuchillo de cocina para apuñalar a sus hijos, uno a uno, en diferentes ambientes de su vivienda. A los más pequeños les hirió en el pecho hasta la muerte, a su hijastra de 15 años también la apuñaló en el cuerpo, aunque según la declaración la joven se defendió con una botella, lo que habría provocado la ira del hombre.

El sujeto confesó que juntó los cuerpos en una cama, para hacer una filmación y exponer lo motivos que le llevaron a ese crimen. Relató que intentó quitarse la vida con un cuchillo, que injirió un vaso con tachuelas y luego acudió a un puente en la avenida Banzer para lanzarse al vacío, pero no murió y fue auxiliado, ahora se encuentra en un centro médico.

Los uniformados se percataron que esta persona tenía una grabación en su celular, donde reconocía la autoría del asesinato en contra de sus hijos y sus argumentos para cometer el crimen. La Policía acudió a la vivienda y encontró los cuerpos de los cuatro menores.

Guadalupe Avelo Rojas, madre de las víctimas, manifestó que el agresor veía constantemente a los menores y aprovechó su ausencia para incurrir en el macabro crimen. Contó que tenía pensando separarse de su pareja, porque era violento y racista, pero que sus hijos no querían irse de la vivienda porque querían concluir sus estudios en el colegio de la zona.

La madre llegó a la morgue desesperada e incrédula de que sus hijos habían sido asesinados. Los cuatro menores son velados y sus familiares, vecinos y amigos no terminan de creer lo ocurrido.

 

Tomado de ANF