Lula pide votar por Haddad como regalo de cumpleaños

El ex dignatario Luiz Inácio Lula da Silva pidió el viernes a los brasileños que voten este domingo por el candidato presidencial de Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, como regalo por su cumpleaños.

En un breve mensaje enviado desde la Superintendencia de la Policía Federal (PF) en Curitiba, donde permanece como preso político desde el pasado 7 de abril, Lula recordó que el día 6 de octubre es su aniversario oficial (cumple 73 años) y dijo esperar como presente el voto del pueblo brasileño en Haddad.

‘Haddad es 13 (el número electoral del PT). Haddad es Lula’, escribió al final de la nota el ex presidente, que anotó al pie de la firma: ‘Sin miedo de ser feliz’.

Lula, que encabezó todas las encuestas de intención de voto aún encerrado en Curitiba, fue impedido por el Tribunal Superior Electoral (TSE) de concurrir como candidato a las próximas elecciones en desacato a una determinación del Comité de Derechos Humanos de la ONU que exigió al estado brasileño respetarle sus derechos políticos.

Además, el jueves último y por segunda vez, el Poder Judicial le negó también el derecho a votar alegando que no existen los 20 electores necesarios en la sede de la PF en la capital paranaense para disponer el envío allí de una urna electrónica.

“Destino a todos los brasileros”
Por su parte, Haddad, reconoció haber aprendido con el ex dignatario que es posible ofrecer un destino a todos los brasileños.

Haddad hizo la afirmación en sus palabras finales en el séptimo y último debate televisado, en el cual aseguró además que garantizar trabajo y educación para todos serán guías rectoras de su gobierno si ganara las venideras elecciones.

El ex alcalde de Sao Paulo anticipó que reabrirá el Palacio de Planalto, sede del Poder Ejecutivo, para atender a todos los ciudadanos, fundamentalmente a quienes más precisan del Estado; recuperará las finanzas públicas sin quitar ningún derecho a los trabajadores, y trabajará por modernizar el campo en Brasil.

Recordó por otra parte que está en campaña hace solo 22 días como consecuencia de una situación extraordinaria: el líder en todas las encuestas, Lula, no puede participar de la justa electoral en función de una decisión arbitraria y por ser condenado sin pruebas, razón por la cual es considerado en todo el mundo un preso político, subrayó.

Por su parte, el candidato del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Guilherme Boulos, alertó sobre el peligro que para la democracia en el país supone la candidatura del ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), quien lidera las encuestas de intención de voto, pero no participó del debate.

‘Dictadura nunca más’, remarcó Boulos, para quien el actual gobierno brasileño, que encabeza el presidente Michel Temer, ‘es un Robin Hood, pero a la inversa: le quita a los pobres para darle a los más ricos’.

La ausencia de Bolsonaro -quien alegó que no comparecería por prescripción médica, pues aún se recupera del atentado sufrido el 6 de septiembre en un acto de campaña- fue también criticada por los representantes del Partido Democrático Laborista (PDT), Ciro Gomes, y del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), Henrique Meirelles.

No creo que los brasileños vayan a asumir la aventura de elegir a Bolsonaro, sostuvo Gomes, mientras Meirelles señaló que el elector merece respeto, por lo que si alguien se esconde y huye del debate significa que no tiene condiciones de administrar el país.

El candidato del PDT manifestó asimismo tener dudas sobre la capacidad del PT para enfrentar en un eventual segundo turno ‘la radicalización estúpida que Bolsonaro representa’, y alertó que con un país dividido la crisis por la cual atraviesa Brasil en vez de resolverse solo se profundizará.

Para este domingo, más de 147 millones de brasileños están convocados a las urnas a votar en las elecciones presidenciales.