Luis Lacalle Pou apoya las políticas de la OEA

El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se decantó ayer por seguir la política de la Organización de Estados de Americanos (OEA) de hostilidad injerencista hacia el gobierno constitucional de Venezuela.

De salida de una reunión con el presidente Tabaré Vázquez, anunció en conferencia de prensa que abandona el Mecanismo de Montevideo, impulsado por Uruguay y México en febrero de este año para facilitar un diálogo interno en ese país caribeño, e impedir facilitar una intervención militar alentada desde Washington.

Adujo para ello ser contrario a lo que llamó ‘superpoblación de grupos si tienen afinidades ideológicas’ aunque preguntado por el Grupo de Lima reconoció coincidencias con sus ‘postulados en relación con Venezuela’, idénticas a los que sostiene la OEA.

Respecto a la actual posición de la cancillería de Uruguay de no acompañar a una candidatura de Luis Almagro para su reelección como secretario general de OEA, indicó que se definirá en el gobierno que viene y que se inclina a apoyarle por estar de acuerdo con la política que siguió en esa Organización.

Sobre el Mercado Común del Sur (Mercosur) del que Uruguay forma parte, se pronunció por el pragmatismo por encima de las diferencias.

En ese sentido se refirió a conversaciones telefónicas sostenidas el jueves cuando se oficializó su victoria electoral con los presidentes Jair Bolsonaro de Brasil y los salientes y entrantes de Argentina, Mauricio Macri y Alberto Fernández, respectivamente.

Lacalle compareció ante la prensa tras el inicio en la Torre ejecutiva del proceso de transición gubernamental hacia la investidura del 1 de marzo de 2020, a donde acudió con la vicepresidenta electa Beatriz Argimón.