Luis Arce se fue a México: Denuncia tardanza en salvoconducto y hostigamiento policial

Luis Arce Catacora se asila en México.

El exministro de Economía, Luis Arce Catacora, se suma a la lista de asilados políticos del Gobierno de Evo Morales en territorio mexicano.

Este viernes, Arce emprendió vuelo desde el Aeropuerto de El Alto, vía Lima, para viajar a México, sin embargo, a través de su cuenta de Facebook, denunció que hubo una tardanza en el salvoconducto que le entregó el Gobierno, pero además sufrió hostigamiento policial en la terminal aérea.

En  la red social, Arce agradeció a la Embajadora de México, la Embajadora de Uruguay y un representante de la Embajada de Argentina, que lo acompañaron al aeropuerto y lo protegieron frente a la Policía.

Señaló que los diplomáticos “trataron de parar los abusos y permanente hostigamiento de la policía boliviana en el Aeropuerto de El Alto, que pese a contar con un salvoconducto emitido por su gobierno, no lo respetaron y tuvieron que llamar al ministro de de gobierno para que con su autorización recién migración haga caso al salvoconducto emitido por ellos mismos, violando toda normativa relativa al Asilo Político”

Respecto a la tardanza en el salvoconducto, Arce reclamó porque se le impidió asistir a una cita médica que tenía prevista en Brasil. Señaló que desde México irá a ese país para seguir su tratamiento.

Expresó su solidaridad con las exautoridades que continúan en la Embajada de México en La Paz, que pese a contar ya con el asilo político por parte del gobierno mexicano, permanecen sin el salvoconducto necesario.

Las autoridades de Bolivia anunciaron que no darán salvoconducto a cinco personas con orden de aprehensión, entre ellas los exministros Juan Ramón Quintana y Wilma Alanoca.

“Me voy del país con la satisfacción del deber cumplido”, manifestó Arce a tiempo de enlistar los logros económicos del gobierno del MAS. Agregó que no es un adiós. sino un hasta pronto.

Texto de Luis Arce

Amig@s, como lo hice público en el mes de abril de este año, cuando regresé de mi examen médico periódico que realicé en Brasil, esta semana de diciembre que termina debería haber continuado con estos en ese país, pero lamentablemente el actual Gobierno de facto tardó en otorgarme un salvoconducto que fue solicitado por el Gobierno mexicano con mucha anticipación, y por tanto perdí dicha cita médica por lo que tuve que reprogramarla.
Agradezco al Gobierno mexicano por haberme otorgado asilo político en ese hermano país, por lo que hoy me ausentó de Bolivia rumbo a México, donde desde allí podré trasladarme al Brasil para continuar con mis exámenes médicos periódicos y no descuidar mi salud.
Quiero agradecer la comprensión de mi familia, especialmente de mi mamá, mis hijos, y mis amigos por entender esta decisión de salir del país para que libremente, sin acoso ni persecución política, pueda efectuar estos exámenes médicos siguiendo las fechas estrictas que demanda mis exámenes médicos.

Mi completa solidaridad con mis compañeros ex ministros y ex autoridades que continúan en la Embajada de México en La Paz, que pese a contar ya con el asilo político por parte del gobierno mexicano, permanecen sin el salvoconducto necesario, lo que significa una violación de la Convención del Asilo Diplomático de 1954 por parte del actual gobierno de facto.

Me voy del país con la satisfacción del deber cumplido como ex Ministro de Economía y Finanzas Públicas, no solamente por la concepción y aplicación de un Modelo Económico Social Comunitario Productivo hecho por y para los bolivianos, que ha dado históricos indicadores económicos para una Bolivia que como nunca, liderizó el crecimiento económico de nuestra región por 6 años con el presidente Evo, un sistema financiero estable y en crecimiento, con acceso al crédito de vivienda social sin cuota inicial y a tasas muy convenientes para los bolivianos, inflación controlada, economía bolivianizada en lugar de la dolarizada que recibimos el 2006, deuda externa e interna sostenibles, niveles de reservas internacionales adecuados, tipo de cambio estable, recursos naturales estratégicos en manos del Estado boliviano para el disfrute de todos los bolivianos, consumo de las familias fortalecido y en ascenso, niveles históricos de inversión pública y otros. Pero aún más importante resultan ser lo resultados sociales que se han alcanzado en todos estos últimos 14 años, como ser la reducción importante en el nivel de pobreza extrema, disminución sustancial de la diferencia entre ricos y pobres, mayor y mejor distribución del ingreso entre los bolivianos, un aumento sustancial de la esperanza de vida de los bolivianos que se colocó por encima de todos los países de Sudamérica en el período 2006-2018, entre otros indicadores.

Estoy seguro que muchos actuales gobiernos, universidades intelectuales, profesionales y la población en general de otros países se interesan, valoran y aprecian todos estos logros contrariamente con el criterio de algunos sectores de nuestro país, que decidieron sacrificar todos estos avances y apoyar intereses de algunos grupos empresariales y extranjeros.

Queda por tanto claro que nuestro pecado fue trabajar para beneficiar a los pobres y a los sectores populares, demostrando que personas de cuna humilde, también podemos pensar mejor y gestionar la economía mejor que muchos de aquellos que provienen de familias adineradas, esas cosas la oligarquía boliviana y los intereses extranjeros nunca nos perdonarán. Dignificamos a los bolivianos y sectores populares humildes de nuestro país.

Esto no es un adiós sino un hasta muy pronto, salud mediante volveremos en un futuro cercano para continuar aportando, desde donde me repare el destino, en la construcción de una Bolivia más justa, más igual, con oportunidades para todos y favoreciendo siempre a los sectores sociales más pobres y desprotegidos como lo hicimos. ¡¡Marcelo vive la lucha sigue!!!!!, ¡¡Hasta la victoria …..Siempre!!

Tomado de Erbol