Los cronómetros del mundo se han detenido

Se vive un momento único en la historia moderna. Lo que leemos en libros o vemos en películas de ficción se convirtió en nuestro día a día. Y para complicar las cosas, la crisis global más grave en un periodo de paz en los últimos cien años tiene lugar en un mundo digital aún cambiante, donde la sociedad está recién aprendiendo a diferenciar noticias reales de las falsas. El resultado de esto es la inevitable explosión de desinformación de todo tipo que termina empeorando el entorno.

Esta situación, que afecta directamente a todos los segmentos de la sociedad, inevitablemente afecta a la industria deportiva con un enorme impacto. Por primera vez se vive en un periodo sin deporte. No hay precedentes de lo que está sucediendo a nivel mundial, ni siquiera en tiempos de guerra en el siglo pasado. Este es un nuevo episodio para todos: fanáticos, medios de comunicación, patrocinadores, organizadores de eventos, incluidos atletas. Los cronómetros del mundo se han detenido

Para empeorar las cosas, aún se desconoce el alcance y las consecuencias de esta realidad. El mundo atraviesa una situación sin fecha de vencimiento, un momento de mucha incertidumbre, pero es ahora que las ideas estratégicas y creativas se vuelven fundamentales en la toma de decisiones.

Que no quede duda que la responsabilidad social y la salud pública deben ser la máxima prioridad. Por ahora, la continuidad del deporte en cualquier disciplina debe pasar a segundo plano.

Hay que abrazar la causa: ganar la crisis debería ser el nuevo título de campeón para este 2020. Usar la infraestructura de los clubes y coliseos para albergar pacientes, trabajar en campañas de donación de sangre o cualquier otra contribución a los hospitales. Replicar lo que se está haciendo en todo el mundo. Usar la comunicación oficial de empresas e instituciones para alentar el comportamiento correcto de la población. Sea un protagonista.

Mantengan viva la pasión: incluso sin competencias, ofrezcan contenido de calidad a los fanáticos en las redes sociales. Protejan sus calendarios o cronogramas: ¿Qué es mejor: ¿posponer, acortar o cancelar la temporada? Sin entrar en los detalles de cada institución o empresa, reprogramar fechas de eventos y campeonatos, en lugar de cancelarlos, puede ser la mejor alternativa por varias razones. Mantener y renegociar contratos en una temporada retrasada o acortada es un proceso menos complejo en lugar de una cancelación eventual. Lamentablemente se tendrá que esperar una comunicación oficial del Gobierno central con respecto a la aglomeración de personas

Que no quede duda que el deporte tiene un papel trascendental en la sociedad y en tiempos de crisis este rol se vuelve aún más importante. Ya sea como fuente de pasión o como válvula de escape, depende de cada uno de los involucrados en la industria deportiva en Bolivia, ingresar al campo en este momento.

Después de todo, se vive un momento complicado en la historia y esta pandemia traerá repercusiones por años, esperemos que la dirigencia, federaciones, empresas, instituciones y deportistas de todo el país también jueguen un papel de liderazgo en esta lucha, un papel en la futura confraternización de las masas, la recuperación de la confianza y una recuperación en la economía nacional. ¡Ganar depende de todos!

* Director de Multisport