Los chilenos reclaman una nueva Constitución

El 81 por ciento de los chilenos votará por una nueva constitución en el plebiscito anunciado para abril de 2020, indican los resultados de la encuesta Pulso Ciudadano.

El estudio señala que solo 8,2 de los consultados se manifestó en contra de una nueva carta magna y 6,3 por ciento no supo qué responder, lo que evidencia el amplio respaldo de los ciudadanos del país a una nueva carta magna.

Igualmente importante es que a la pregunta sobre el órgano preferido para llevar a cabo la redacción del texto constitucional, 63,5 por ciento se inclinó por la Convención Constitucional (asamblea constituyente), integrada solo por la ciudadanía y sin la participación de ningún político.

Solo 24,4 respalda la idea de que esa tarea corra a cargo de una convención mixta constitucional (respaldada mayormente por los partidos de derecha y el gobierno), que estaría formada por ciudadanos y parlamentarios en ejercicio a partes iguales.

El sondeo evidenció que el plebiscito despierta gran interés en la población, pues un país como Chile donde el abstencionismo es muy elevado, porque el 78,2 dijo estar seguro de ir a votar y solo 6,7 por ciento afirmó que no acudirá a las urnas.

Sobre los motivos para que Chile tenga una nueva ley de leyes, los encuestados pusieron en primer lugar la necesidad de reducir las desigualdades existentes, seguido en ese orden por mejorar la salud, la educación, las pensiones, terminar con la Constitución aprobada en dictadura, y mayor justicia social.

El estudio Pulso Ciudadano también tuvo en cuenta la percepción de la población sobre el acuerdo firmado el viernes último entre partidos de gobierno y una parte de la oposición, en lo cual las mayores dudas se centran en el quórum de dos tercios pactado para la aprobación de las normas en la nueva ley fundamental.

En ese sentido el 45,7 de los consultados dijo estar de acuerdo, pero lo rechazan el 32,6 y casi el 22 por ciento no respondió ni a favor ni en contra.

Asimismo el 63,1 por ciento de los entrevistados consideró que si se llegó a ese ‘acuerdo por la paz y una nueva constitución’, se debió a la fuerte presión de la población movilizada en las calles a lo largo de todo un mes.

El sondeo dejó clara la pobre valoración de los chilenos sobre las instituciones del Estado, pues la mejor calificación la recibieron los bomberos con 94,4 de cien, pero las Fuerzas Armadas las desaprueba el 56,3, y menos aún el cuerpo de Carabineros con 64,3.

Al final de la lista, en lo que a desaprobación se refiere, el gobierno aparece con 75,8 por ciento.