Lluvias afectan a decenas de familias en Potosí, Chuquisaca, Tarija y La Paz

    El funcionario de Producción del municipio de Villazón, Jhonny Caihuara, manifestó que es “una catástrofe” lo que sucedió en varias comunidades de la región, a raíz del desborde del río San Juan del Oro.

    El gobernador de Potosí, Félix Gonzales, dijo que “hay que cumplir con una serie de normas, primero que los municipios tienen que hacer la declaratoria (de emergencia) y enviar (a la Gobernación) la información de las familias afectadas (para asistirlos)”, afirmó.

    El responsable de Seguridad Ciudadana del municipio de Pilcomayo, Guillermo Aquin, agregó que las comunidades de Victoria, Cotayqui, Samayhuate y Esmeralda (en Tarija) están siendo evaluadas. “Aproximadamente unas 200 familias serían damnificadas, estaríamos hablando de más de 1.000 personas”, sostuvo.

    Aquin explicó que se encuentran elaborando los informes sobre las pérdidas para efectuar el pedido de la declaratoria de emergencia. Pero, entre las acciones inmediatas realizarán los sobrevuelos para verificar a familias aisladas por las riadas.

    El vicepresidente del Comité Cívico del municipio de Las Carreras, Mario Reynoso, informó que las inundaciones provocadas por el río San Juan del Oro arrasaron con los cultivos agrícolas en la zona.

    “Pedimos a las autoridades del Comité Cívico para el Desarrollo de las Provincias (Cidepro) y del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca (Codeinca) que nos apoyen porque en la región que pasa el río San Juan del Oro está muy afectada y muchos de nosotros trabajamos con créditos, pero hay pérdidas de las cosechas, animales y terrenos”, agregó Reynos.

    Una granizada caída la madrugada de este viernes en el municipio de Carabuco, en la provincia Camacho, del departamento de La Paz, afectó los cultivos de tubérculos y cereales de aproximadamente 600 familias. Vecinos del lugar pidieron ayuda para neutralizar los efectos de los desastres.