Linchan a un hombre tras propagarse noticias falsas

En Ciudad de Bolívar (Bogotá, Colombia), una turba enfurecida de pobladores ha linchado a un individuo después de que en WhatsApp se difundieran noticias falsas sobre un supuesto secuestro de un niño en la zona, informa el diario El Tiempo.

El linchamiento tuvo lugar la tarde del 26 de octubre, después de que en un operativo policial se lograra capturar a tres personas por otro delito. En ese momento se originó una cadena de rumores en el servicio de mensajería instantánea sobre el supuesto rapto de un menor, y los pobladores de esa localidad creyeron que los detenidos eran los autores del ‘secuestro’. La turba enfurecida atacó tanto a los policías como a los sospechosos, dos colombianos y un venezolano. Tras un fuerte enfrentamiento los uniformados lograron evacuar a los tres detenidos, pero uno de ellos falleció como consecuencia de los golpes y heridas con arma blanca, mientras que los otros dos resultaron seriamente heridos. El enfrentamiento también dejó cuatro oficiales heridos.

Posteriormente, la Policía indicó que la noticia del supuesto secuestro era falsa, por lo que instó a la ciudadanía verificar la veracidad de este tipo de rumores que se difunden por las redes sociales, donde no todas las noticias son reales.

Esta misma semana en otra ciudad colombiana, en Cali, un supuesto intento de ‘robo’ de un niño hizo que la comunidad tratara de linchar al supuesto responsable. En esa ocasión tampoco se confirmó que se tratara de un secuestro.

Lacra en aumento
Mientras que en el vecino país de Ecuador, el 16 de octubre tres personas que habían sido detenidas por robo, fueron sacadas del retén policial y linchadas por una turba luego de que se esparcieran rumores de que supuestamente eran secuestradores de menores.

En tanto en la India, las noticias falsas y rumores que se propagan a través de WhatsApp han desencadenado una ola de linchamientos, que desde enero del 2017 ha dejado más de 30 muertos. La Policía local reveló que las imágenes de supuestos secuestros de niños que circulan en la aplicación de mensajería son deliberadamente editadas para generar pánico e incitar a un comportamiento violento entre la población.