Limpieza simbólica y regata para rescatar el río Guadalquivir

Con la finalidad de incentivar el cuidado y protección del medio ambiente, bajo el lema “Salvemos nuestro Guadalquivir” se llevó a cabo la mañana del domingo el tradicional descenso por el emblemático río y patrimonio natural de los tarijeños que comenzó en Tomatitas y culminó en el puente San Martín.

Fueron más de 20 deportistas provenientes de la ciudad y algunas provincias los que participaron junto a sus neumáticos, luego de una limpieza simbólica que se realizó bajo el puente de Tomatitas inició la competencia a las 10.15 horas bajo un cielo nublado y los primeros participantes llegaron alrededor de las 11.20 horas.

Apoyo

En la partida, el presidente de la Asociación Departamental de Canotaje, Luis Jiménez, valoró el apoyo recibido por personas como Henry Casanova y el propietario de Comercial Nogal, Línder Velásquez, que otorgó los trofeos y medallas para premiar a los ganadores en las distintas categorías, además de la Subgobernación de Cercado que brindó el transporte necesario.

Punto de llegada/Descenso 2020 El País

La competencia se realizó en neumáticos en las categorías individual y dobles, respecto a las edades, tanto para varones como damas, se las dividió en Open de 18 años hasta los 35, Pre master de los 35 años hasta los 45 y Categoría Master 45 años adelante. Se premió a los  tres primeros puestos de cada una de ellas.

“Con la regata se busca concienciar a la gente y a las autoridades, que estas elaboren y presenten algún proyecto para salvar nuestro río y cuidarlo, además de preservar esta tradición del descenso en neumático como se realizaba antes y se trata de rescatar esta actividad”, indicó a tiempo de agradecer la presencia jóvenes de Entre Ríos, Bermejo y Yacuiba.

Entretanto, la única mujer en la competencia, Clemencia Romero, proveniente de Yacuiba, afirmó que vino exclusivamente para participar de evento y lo hace en cuanta oportunidad se le presenta como en el río Bermejo, Guadalquivir y otros, para rescatar las costumbres y en esta oportunidad estuvo acompañada por su hijo de 17 años, que se encuentra en pleno aprendizaje.

“Espero que las mujeres también se animen porque no es una actividad del otro mundo, solo se debe saber nadar y pasarla bien en el río, lo más importante no tenerle miedo al agua, conocer un poquito sobre los peligros del cauce y fuerza de voluntad y en los brazos para impulsarse”, recomendó.

Por su parte, el comandante de bomberos voluntarios “Caballeros de Fuego”, Carlos Guzmán, apuntó que se hicieron cargo de la seguridad de los competidores, se apostaron a lo largo de los siete kilómetros de longitud entre el puente de Tomatitas y el San Martín para asegurar que el desplazamiento se lleve a cabo sin problemas.

Detalló que existen dos puntos críticos a los cuales dieron mayor atención por el riesgo que pudieran presentar, uno se encuentra en la curva de Aranjuez y otro en la caída de agua cerca a la partida, lugares donde guiaron a los participantes para realizar el descenso. Del trabajo se ocuparon 15 “Caballeros de Fuego”.

Las experiencias de los competidores

El triunfador

Dimar Romero de 25 años, proveniente de Entre Ríos, se alzó con el primer puesto en la competencia, contó que tuvo problemas en la partida porque chocó contra unos remolinos, además de las varias corrientes que tiene el río. “Fue divertido y sacrificado, solo en el chorro no se puede bajar y ahí recibimos apoyo, se tuvo que salir caminando”, agregó.

 

Merecido segundo lugar

Oriundo de San Lorenzo, Julio César Torrez de 23 años llegó en segundo lugar “a pesar de que el nivel del río está bajo y no se podía avanzar”, contó, lo que provoca que las piedras lastimen los brazos y piernas, pero que estuvo “muy lindo”. Recordó que en San Lorenzo, cada vez que llega el río muchos jóvenes se lanzan para practicar este deporte.

Categoría Máster

“Hay mucho caudal en el Cañón del Aranjuez, sin embargo lo importante es que se trata de una actividad recreativa para que las próximas generaciones puedan preservar nuestro Guadalquivir y sientan lo emocionante que es descender en neumáticos y atravesar las olas  que se crean en el río”, sostuvo Henry Castro Suruguay de la categoría Master y llegado de San Lorenzo.