Las urgencias en hidrocarburos

Tras un fin de año crítico, la producción de hidrocarburos repuntó en febrero tras el acuerdo con Argentina, pero se ha estabilizado sobre los 40 millones de metros cúbicos en los últimos meses; lejos de los máximos del pasado que rozaban los 60.

El Gobierno necesita resultados urgentes en exploración para limpiar la imagen luego de la cantidad de críticas que han vertido los gobiernos de Argentina y Brasil en este inicio de 2019 y que han desembocado en renegociaciones de contratos a la baja en el caso argentino y multas por incumplimiento de envíos en el caso brasilero. Ambos gobiernos han puesto en evidencia la capacidad de Bolivia de producir gas y cumplir con los compromisos adquiridos; y ante la evidencia, el Ministerio de Hidrocarburos necesita dar resultados urgentes y concretos más allá de las tradicionales promesas y peticiones de fe.

En ese contexto, Boyuy X2 ha constituido un fracaso, sin que esto menoscabe el hito técnico – geológico alcanzado al encontrar gas no comercial a profundidades nunca exploradas (7.963 metros según reporte de Repsol). En otro escenario se discutirá finalmente quien paga qué de los 160 millones de dólares que se estima costó la exploración. Repsol dejó en claro que fallaron en el plan inicial, que llegaba hasta los 6.000 metros de profundidad, y que fue el Ministerio y YPFB quienes insistieron en seguir. La insistencia del Ministerio en el “éxito” tranquiliza evidentemente a Repsol, que no querría asumir el costo, pero el asunto deberá ser tratado en concreto por especialistas en la materia del derecho.

Para el Jaguar X6 se estimaron unos 70 millones de dólares y no más de diez meses de trabajo; pero ya va por el año

Ya sin Boyuy y luego de haber puesto en marcha algunos pozos menores, a profundidades someras, en algunas de las zonas tradicionales del Chaco cuyo aporte es muy moderado, los ojos se vuelcan sobre el Jaguar X6, que hoy cumple exactamente un año desde que se puso en marcha y que hasta la fecha no ha tenido reportes ni visitas de evaluación, como se acostumbra en otros.

Jaguar X6 es parte del área de Huacareta, al oeste de Entre Ríos y que se extiende en paralelo a Caipipendi hasta Chuquisaca. También ingresa en su extremo sur en Tariquía, aunque no hay pozos previstos en esa Reserva Natural, a diferencia de lo que Petrobras y YPFB Chaco pretenden en San Telmo Norte. El pozo es perforado por Shell, el gigante del sector, pero que por el momento no se han dado mayores explicaciones.

En su momento, el ejecutivo de la empresa en Bolivia, Orlando Vaca, indicó que el objetivo era alcanzar los 4.429 metros de profundidad, hasta alcanzar la formación Huamampampa, la misma sobre la que extrae gas Margarita, pero a una profundidad menor. Se estimaron unos 70 millones de dólares y no más de diez meses de trabajo.

No solo el Gobierno necesita resultados rápidos; en Tarija, la sensación de que los recursos de la bonanza se farrearon y de que el cambio de modelo de desarrollo requeriría un impulso inicial de la renta y que la que queda no parece ser suficiente flota en el ambiente.

Tras un fin de año crítico, la producción de hidrocarburos repuntó en febrero tras el acuerdo con Argentina, pero se ha estabilizado sobre los 40 millones de metros cúbicos en los últimos meses; lejos de los máximos del pasado que rozaban los 60.

El asunto está complejo en el sector, pero todo parece subordinado a la política y a la campaña electoral de octubre. En cualquier caso, conviene tomar las previsiones respectivas ahora y no volver a cometer los errores del pasado.