La Piscina Olímpica tiene avance de 60% y se concluirá en abril

La Piscina Olímpica de Tarija en la actualidad tiene un avance del 60 por ciento, toda la obra gruesa ya está concluida. Ahora resta iniciar con la obra fina y hacer la instalación de los equipos de los sistemas que funcionarán en ese escenario deportivo.

El proyecto denominado obras de conclusión de la Piscina Olímpica tiene un costo de 49 millones de bolivianos. Los recursos para su ejecución están garantizados por el crédito de la banca privada a la que accedió la Gobernación. La obra data del año 2008, que luego de una resolución de contrato fue retomada sin éxito en la gestión del gobernador interino, Lino Condori, y reactivada en su totalidad por la actual gestión.

El director de Infraestructura de la Gobernación, Raúl Guzmán, explicó que la ejecución correspondiente a la parte civil está concluida, como la cubierta, las fosas de nado y clavado, las lozas de circulación de las piscinas, entre otros.

Es por ello que sostiene que el avance físico está alrededor del 60 por ciento. Se estima que hasta abril del 2019 se pueda entregar esa infraestructura de manera provisional y a partir de esa etapa se proceda con la recepción final de toda la obra, ya que el avance financiero es de alrededor del 50 por ciento y se cancelaron todas las planillas que corresponden a la ejecución del proyecto.

A explicación del funcionario, este proyecto al ser un contrato “llave en mano” no puede sufrir incremento de montos. Sí se autorizaron algunas modificaciones para ampliar el plazo de ejecución en virtud a que surgieron inconvenientes, sobretodo de orden técnico, que no permitieron enmarcarse dentro de los plazos establecidos a un principio. Sin embargo, ya se está en los momentos finales de la ejecución y se ingresará a obra fina.

El responsable de Obra Gruesa de la Empresa Estratégica Boliviana de Construcción (EBC), Humberto Martínez, explicó que la fosa de nado es de 50 metros de largo, 25 de ancho y 2 de alto. Mientras que la piscina de clavado tiene 18 metros de largo, 25 de ancho y; 5,50 y 4,50 de alto, en desnivel.

Las piscinas tendrán un sistema atemperado, a la cual se añadirá aire caliente para reducir la humedad del ambiente.
También se consideró un sistema de recirculación del agua. Eso implica que el recurso hídrico recibirá un tratamiento de purificación, por lo cual será cambiada cada cinco o diez años. Variará conforme al uso que le dé.

El escenario deportivo tendrá la capacidad de acoger a más de 2.000 espectadores, de esa manera cumplir con todos los parámetros de una piscina olímpica, que tiene que ser avalado por la Federación Internacional de Natación.

Los equipos para los sistemas que contará el proyecto ya se encuentran en un 100 por ciento en instalaciones de la obra. A partir del 15 de febrero se espera empezar con la instalación de los mismos.

Una obra de otro tiempo con un futuro incierto

Equipamiento
Los equipos para los sistemas que contará el proyecto ya se encuentran en un 100 por ciento en instalaciones de la obra. A partir del 15 de febrero se espera empezar con la instalación de los mismos. Luego de ello se tendrán las fases de prueba de funcionamiento, como el atemperado y el aire caliente.

Piscinas
Las fosas de la Piscina Olímpica tendrán las siguientes medidas: la de nado tendrá 50 metros de largo, 25 de ancho y 2 de alto. Mientras que la piscina de clavado tiene 18 metros de largo, 25 de ancho y; 5,50 y 4,50 de alto, en desnivel. En esta los trampolines también son de diferentes alturas.

Avance físico
El avance físico de la Piscina Olímpica es de alrededor del 60 por ciento, ya está concluida la obra gruesa. Se estima que hasta abril del año 2019 se pueda entregar esa infraestructura de manera provisional. A partir de esa etapa se proceda con la recepción final de todo el proyecto como tal.