La música y las emociones

La música enciende nuestras emociones a través de recuerdos variados. Escuchar música es una de las pocas actividades que implican el uso de todo el cerebro. Es intrínseca a todas las culturas y puede tener beneficios sorprendentes al escucharla. Descubre a continuación cuáles son los beneficios de escuchar música para la salud.

A tomar en cuenta
Los científicos explican que la música puede crear una experiencia emocional positiva y profunda, que conduce a la secreción de las hormonas de estimulación inmunológica. Esto contribuye a una reducción de los factores responsables de la enfermedad. Escuchar música o canto también puede disminuir los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés. Los niveles más altos de cortisol pueden conducir a una disminución de la respuesta inmune.
Algunos de los beneficios para escuchar música son que puede reducir el dolor crónico de una variedad de enfermedades dolorosas, como la artrosis y la artritis reumatoide, hasta en un 21% y depresión hasta un 25%, según estudios. La terapia musical se utiliza cada vez más en los hospitales para reducir la necesidad de medicación durante el parto, disminuir el dolor post operatorio y complementar el uso de la anestesia durante la cirugía.
Todo esto ocurre ya que la música sirve como un distractor, da sensación de control y hace que el cuerpo libere endorfinas para contrarrestar el dolor. Además, La música lenta ayuda a disminuir la respiración y el ritmo cardíaco, evitando la sensación de angustia.
Al escuchar música relajante en la mañana y tarde, las personas con presión arterial alta pueden entrenarse para reducir su presión arterial y mantenerla baja. Según una investigación de la Sociedad Estadounidense de Hipertensión, en Nueva Orleans, con escuchar tan sólo 30 minutos de música clásica, celta o raga todos los días se puede reducir significativamente la presión arterial alta.