La mitad del nuevo sistema de agua en Cercado no se usará

Cinco de diez pozos estarán en reserva después de la ejecución del proyecto Guadalquivir

Obras que forman parte del programa Guadalquivir

Fueron diez los pozos de agua que se gestionaron con los recursos del Gobierno municipal de Cercado y del Gobierno nacional para atender la demanda de la población, pero dado el alcance del proyecto Guadalquivir, cinco de los pozos estarán en reserva.

El alcalde Rodrigo Paz catalogó a esta iniciativa como un éxito total. El proyecto contaba con tanques elevados de 240.000 litros de agua, tanques semienterrados, líneas de impulsión, redes de electrificación, es decir 19.000.000 de bolivianos invertidos en pozos que permitan que los barrios de la ciudad de Tarija tengan agua en época de estiaje.

“El 64 por ciento se pagó con recursos del Gobierno municipal y el resto se lo pagó con recursos de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) y fue un proyecto de éxito. Con el programa Guadalquivir tenemos prácticamente un excedente de producción. Y poco a poco los pozos van quedando en reserva, es decir que siempre estarán trabajando, pero no de manera continua y además se deberán realizar aducciones a los tanques”, explicó el director de Agua y Saneamiento Básico del Gobierno Municipal, Omar Morales.

Aseguró que el proyecto Guadalquivir se ejecutará en octubre de la presente gestión y proveerá de 46.000.000 de litros de agua por día. “Pero vamos a tener que analizar cuántos pozos entrarán en reserva. Considero que un 50 por ciento de los pozos. De los diez grandes, después de que entre en funcionamiento el programa Guadalquivir, cinco entrarán en reserva que quiere decir que no estarán en funcionamiento”.

Por su parte, el secretario de comunicación de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Cercado, Edwin Arana, explicó que el proyecto Guadalquivir es un plan macro y los pozos ayudarán a dar mayor cobertura de agua.

“Como Tarija ha crecido tanto y sigue creciendo, los primeros pozos que se construyeron hace cinco años atrás sirvieron y estos que se cons-truyeron ahora también servirán”, expresó. El agua de los pozos es de consumo humano, aclaró la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantari-llado de Tarija (Cosaalt) a través de un comunicado cuando las juntas vecinales iniciaron reclamos en la gestión pasada.

El gerente técnico de la Cosaalt, Eduardo Coila Flores, indicó que dos pozos de los diez estaban en funcionamiento; el del barrio Fátima y otro en el barrio Guadalquivir. Actualmente, los más de 180 barrios que existen en Cercado demandan 15.000.000 de litros de agua al día, pero una vez que esté concluido el programa Guadalquivir se alcanzará hasta los 46.000.000 de litros al día y esto será suficiente para una ciudad de hasta 75.000 habitantes. Es decir, tres veces más de los habitantes que Tarija tiene en la actualidad. Paz aseguró que Tarija tendrá agua asegurada “para los próximos 40 años”.

El proyecto Guadalquivir concluirá en octubre

El proyecto Guadalquivir en el municipio de Cercado incluye siete lotes de construcciones, de los cuales el Gobierno municipal está encargado de cuatro, porque se trata de un proyecto concurrente en el que participará la Gobernación y el Gobierno nacional.
Según el director de Agua y Saneamiento Básico del Gobierno Municipal, Omar Morales, la totalidad del proyecto deberá ser entregado hasta octubre de la presente gestión; sin embargo, también se había previsto que iba a ser entregado el 2018.
De los cuatro lotes que el Gobierno municipal estará encargado el primero es de construcción de una estación de bombeo de agua, que ya se encuentra en un 65 por ciento de avance, el segundo trata de los aductores de transporte de agua que ya están en un 85 por ciento, también está la construcción de cuatro mega tanques de almacenamiento que ya están terminados en un 100 por ciento.

La planta potabilizadora de agua a ser emplazada en la zona de Tabladita y la construcción de un tren horizontal y vertical que conducirá agua a toda la ciudad es la parte restante del macro proyecto.