La fatiga y la depresión

No te dejes, levántate que hay formas para lograr estar mejor

Elías Vidaurre  Médico

En nuestra sociedad cada vez nos exigimos más, y además queremos aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece la vida para vivirla con plenitud. Por eso no nos conformamos con la fatiga, sino que queremos encontrar la forma de tener más energía para llegar adónde nos propongamos.

A tomar en cuenta
La depresión se da debido a que existe un agotamiento general en todo el cuerpo y mental, esto nos lleva a un cambio en el estado de ánimo. La concentración se pierde al estar ansioso, la atención es menor y dispersa. Otro efecto es la ansiedad que se da porque es un mecanismo defensivo que protege al organismo, provocando o una parálisis o una huida de la situación que causa la tensión emocional.
En ocasiones podemos sentirnos cansados, fatigados o con somnolencia porque no descansamos adecuadamente. Dormir poco o mal es una de las causas del cansancio más comunes. Las preocupaciones, los trastornos del sueño y otros motivos pueden afectar a la conciliación y desarrollo de un sueño reparador.
El cansancio y la fatiga son cada vez más comunes en las personas, el llevar una vida agitada y de estrés puede reflejarse físicamente. Es importante tomar en cuenta las consecuencias del cansancio acumulado. De acuerdo con estudios realizados por University of Groningen, la fatiga y el cansancio pueden afectar seriamente el cerebro y sus funciones, principalmente las funciones cognitivas.
Es recomendable dormir por lo menos 8 diarias para gozar de una mejor salud y que el cansancio no se refleje físicamente. Cuando no descansamos bien nuestro cuerpo lo resiente y nuestro ánimo también. Nos volvemos irritables y estamos a la defensiva ante cualquier situación.
Otra posible causa de fatiga son los desequilibrios hormonales
Sentirse cansado no es obligatorio, ni algo que no se pueda remediar
Conocer las causas y buscar la solución más adecuada puede ser muy útil

El pase de diapositivas requiere JavaScript.