La evaluación institucional en la educación

Convengamos que educación de calidad es aquella que forma mejores seres humanos; ciudadanos con valores éticos, respetuosos, disciplinados, aspirantes, ejecutores de los derechos humanos, que cumplen con sus deberes, que ejercen sus derechos y que conviven en paz. Una educación que genera oportunidades reales de progreso y prosperidad, cuidando el medio ambiente, para cada uno de los estudiantes y para el país o la sociedad.
La evaluación educativa permite valorar el avance y los resultados del proceso a partir de evidencias que garanticen una educación pertinente, significativa para el estudiante y relevante para la sociedad. La evaluación debe mejorar la calidad educativa, dado que analizados los resultados de la enseñanza – aprendizaje, debe darnos resultados positivos; es decir, que se lograron los objetivos preestablecidos.

Es necesario tener muy claro, cuáles son los insumos que siendo de calidad puedan permitirnos una educación también de calidad; es decir: un buen edificio escolar con aulas plenamente apropiadas que cuenten con el suficiente espacio, ventilación, iluminación; ambientes de recreación y esparcimiento cómodos; bibliotecas; salas VIC; medios tecnológicos; que el edificio escolar esté lejos de los centros de consumo de alcohol y otras acciones reñidas con la moral y malas costumbres, etc., en lo que hace a la escuela desde el punto de vista material; maestros calificados y comprometidos, una buena organización y control disciplinario. Desde fuera de la escuela debe tener, una familia regular y estable, un hogar mínimamente cómodo y agradable, contar con buena alimentación, tener buenas vías y medios de llegada a la escuela, contar con el necesario material y equipamiento escolar, etc.

Se debe aclarar que hay evaluación institucional y evaluación académica y dentro de esta, está la evaluación diagnóstica, evaluación de proceso y evaluación final.
La evaluación institucional es de toda la institución educativa y su entorno en conjunto, tomando en cuenta todos sus insumos especificados en el tercer párrafo de este artículo, de modo que permita saber la calidad de institución educativa en el orden material o físico y social, que pueda facilitar el logro de la calidad educativa o de formación y desarrollo académico del estudiante en sí. Esta evaluación se la realiza comparando la realidad existente con normas y reglas definidas que debe tener una institución educativa.

Debemos tener en cuenta que en aulas ófricas, poco ventiladas, hacinantes , en la carencia de bibliotecas, de salas de facilitación tecnológica para el aprendizaje, carencia de buenos profesionales docentes, carencia de una apropiada organización y administración de la institución; que no cuente y se aplique reglamentos disciplinarios y manuales de funciones claros; que los estudiantes provengan de hogares disfuncionales, carentes de recursos económicos para la adquisición del material de estudios; con deficiente alimentación; sin medios de transporte apropiados y que el edificio esté ubicado en un área poco saludable; mal se puede esperar tener como resultado una educación de calidad. Sólo con insumos o ingredientes de calidad, con un buen proceso, y con un buen control – evaluación; seguro que se tendrá muy buenos resultados. Se tendrá calidad educativa plena.

Pero, también no deja de ser prioritario e importantísimo buenos salarios para quienes trabajan en una institución educativa, por ser lo más valioso que tiene una institución, sus recursos humanos, Pues, con buenos salarios se tendrá buenos maestros; maestros que cuenten con los recursos suficientes para vivir dignamente y estar muy inspirados para dar de sí lo mejor en bien de la educación; de una educación de calidad plena.

Para el logro de una educación cuyo rendimiento sea de calidad, es necesario contar con una planificación de calidad (institucional, de curso o de materia), con una buena organización material, buena distribución y ubicación de los recursos humanos, buena asignación del tiempo y lo más importante: esa evaluación debe incluir la renovación, actualización e introducción de nuevos métodos de enseñanza innovadores y creativos que permitan la formación de acuerdo a la vocación, aptitud y talento de cada estudiante.

La evaluación debe ser periódica y debe ser el instrumento que nos lleve a mejorar los resultados cada día, cada mes, cada año; por lo que el nivel de calificación promedio del siguiente año debe ser mejor que el anterior, tanto en cada curso o materia como de la unidad educativa en su conjunto. Evaluar sólo para ver quienes aprueban o desaprueban la materia o el curso, no creo suficiente, si el propósito es la calidad educativa.


¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos.

Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991.

Cada mañana recibirás nuestro newsletter, El Despertador, con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día.

También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual.

Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.