La deforestación en Bolivia

El mundo ha estado sufriendo con las noticias de la quema sin control del Amazonas en la que se ha perdido más de 750000 hectáreas sin mencionar las especies de animales se quemaron o están sin hogar. Es hora de reflexionar sobre algunos aspectos.

1. Quemas autorizadas. El mundo y particularmente Bolivia repudia el nuevo Decreto Supremo 3973 que autoriza quemas en los bosques para incrementar asentamientos y expansión agrícola. Bolivia entre otros países es firmante de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que indica preservar el medio ambiente para evitar desastres ambientales que luego obliguen a migrar por falta de agua, la desertificación u otros y caer en la extrema pobreza. El mundo se ha comprometido a un consumo más responsable, además de reforestar los bosques. Este Decreto va contra este compromiso, con la naturaleza, con los países que entregaron dinero para este fin, con la Constitución Política del Estado y con el pueblo.

2. Expansión urbana y agrícola. Según la fundación Friedrich-Ebert-Stiftung (FES), la tasa de deforestación per cápita en es 34 veces más alta que el promedio mundial, siendo 310 m2 por persona por año (y del mundo es de 9 m2). Muchos periódicos de circulación nacional han venido denunciando esta inmensa deforestación desde el 2014, particularmente en la ciudad de Santa Cruz debido a los colonizadores, grandes urbanizadores y a la expansión de agricultores a gran escala (con tal que Bolivia pueda exportar soya, azúcar, carne, coca).

Y el gobierno ha seguido dando curso a esta expansión sin mayor control. Es más, ha motivado a los colonizadores a instalarse en diferentes lugares de reserva ecológica y al mismo tiempo justificar las exploraciones de petróleo/gas, minas, las exportaciones y producción de coca. Pero también, muchos bolivianos han comprado casas en estas nuevas urbanizaciones (Santa Cruz, Cochabamba) a sabiendas que se han construido en lugares donde había reservas de árboles, animales y agua.

¿Cuánta moral para hablar de desastre ambiental si somos parte del origen del problema junto con el Gobierno?

3. Salud. Recientemente hemos vivido el desastre de familias que han visto morir a sus seres queridos por el arenavirus (originado por roedores) sabiendo que se debe a la destrucción del hábitat de las víboras que los controlan. Y están las estadísticas de gente que muere por depresión que quizás podría evitarse si hubieran bosques cerca para andar entre ellos, gente que muere por contaminación (coches o quemas), de enfermedades como dengue, zika y otras que no tienen cura?

Así también están vecinos que en los últimos 10 años han deforestado a un crecimiento de: Paraguay 19%, Argentina 10%, Bolivia y Ecuador 7%, Colombia y Perú 2% en relación a su territorio total. Los únicos países que han incrementado la forestación son Uruguay 14% y Chile 11% en relación a su territorio. ¿Hasta cuándo pensaremos que podemos sobrevivir sin la naturaleza?

* PhD en economía y política internacional