La crisis financiera del Hospital de la Mujer se agrava

El Hospital de la Mujer de La Paz atraviesa por una crisis financiera que le impide comprar medicamentos, insumos y pagar salarios al personal, situación que incluso pone en riesgo el funcionamiento de la Unidad de Terapia Intensiva.

Jiménez explicó que una de las causas del déficit es una deuda de 4,6 millones de bolivianos que el municipio de La Paz debe al nosocomio por las Prestaciones de Servicios de Salud Integral (PSSI), que beneficia a niños menores de cinco años, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad.

“En este momento, el municipio de La Paz nos debe 2,8 millones de bolivianos del último trimestre de la gestión 2018 y 1,8 de los dos meses de este año. Con esa cantidad de deuda el Hospital de la Mujer no puede seguir adelante, estamos en crisis financiera”, aseveró.

El director remarcó que por la normativa del Sistema Único de Salud (SUS), el nosocomio no puede realizar cobros de ninguna naturaleza a los pacientes que acuden a ese establecimiento, y eso complica la situación del centro hospitalario que agota sus recursos propios.

“Solicitamos al Gobierno Municipal de La Paz y al Gobierno Central que cancele la deuda para que el Hospital de la Mujer pueda cubrir las indicaciones respecto al SUS, de lo contrario no vamos a poder cubrir ni con medicamentos”, afirmó.

Desde el viernes 8 de marzo, el nosocomio suspendió cirugías. El director del centro hospitalario, aclaró que la medida fue asumida por un proceso de mejoramiento y se prevé que se restablezca desde el lunes, pero para garantizar el servicio. Exhorta a las autoridades municipales y nacionales atender las demandas.

Por su parte, el director financiero del Hospital de la Mujer, Mario Mamani, reveló que los proveedores están dejando de abastecer con medicamentos a las farmacias por falta de dinero y señaló que si hasta el 30 de marzo no se pagan las deudas que tienen con los distribuidores, el nosocomio dejará de recibir fármacos.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Médicos y Ramas Afines (Sirmes), Fernando Romero, anunció que por la crisis financiera que se vive en ese nosocomio, saldrán a las calles para exigir a las autoridades municipales y gubernamentales que cumplan con los pagos por el PSSI.

“Esta incapacidad pone en riesgo la atención de los pacientes. Reiteramos nuestro estado de emergencia y prepararemos una movilización para los siguientes días, exigiendo a las autoridades que cumplan con las deudas”, añadió