La CNC saluda el nuevo reglamento de importaciones

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) a través de su presidente, Rolando Kempff, saludó la nueva reglamentación para la importación de productos manufacturados textiles en cuero y madera. Sin embargo, advirtió que la medida que busca proteger la industria nacional podría derivar en mayor informalidad ante la carga tramitológica.

“Saludamos la medida tomada por el Gobierno porque coadyuva a que el sector manufacturero y de cuero estén protegidos de una oferta extranjera más fuerte, en un contexto donde la moneda china se ha devaluado, por lo cual tiene más competitividad y puede llegar a mercados internos muy fuerte (…). Es una medida de protección al empresario boliviano”, señaló.

Sin embargo, dijo que por el otro lado la tramitología complicará más a los importadores. “Hay más trámites que desarrollar para la importación, lo cual genera más informalidad y más contrabando y es otro tema que nos preocupa”, dijo.

La instrumentación de la licencia previa según Kempp, se maneja en el contexto del comercio internacional y busca proteger el mercado interno. “No nos olvidemos que tenemos algunos problemas de tipo de cambio que hace que nuestros productos sean un poco más caros”, señaló.

Un nuevo reglamento para la emisión de autorizaciones previas de importación de cueros, textiles y muebles rige, con el propósito de controlar mejor el ingreso de estos productos y proteger a la industria nacional.

De acuerdo al sector industrial, al primer trimestre del año hubo una caída del 16% en las utilidades.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Nélida Sifuentes, señaló que en el país se tiene capacidad productiva en distintas áreas; sin embargo, existen mercancías que ingresan del exterior que no son de buena calidad y afectan a la industria nacional.

“Hemos aprobado una resolución ministerial para poder controlar el tema de las importaciones en los rubros de cuero, textiles y muebles (…). Nuestras industrias nacionales que trabajan en los diferentes rubros deben ser fortalecidas”, dijo.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic advirtió que, al primer trimestre del año, se registró una caída del 16.2% en las utilidades del sector empresarial, pero que sin duda el sector manufacturero textil, de cuero y madera fue el más golpeado.

De acuerdo a la CNI, entre marzo 2018 y 2019 las utilidades de 65 empresas de nueve sectores cayeron en 16.2%. “Es necesario un cambio de visión; ajustar el modelo, mirar el mundo como nuestro mercado en lugar de mirar la demanda interna y dejar de hacer política con los salarios», dijo Blazicevic.

A criterio del industrial se requiere hacer una evaluación mixta, porque si bien el Producto Interno Bruto (PIB) de la industria manufacturera ha crecido en 5.5%, muy por encima del PIB de Bolivia, que estuvo en 4.2% el 2018, este estuvo impulsado por la industria química vinculada a la urea y etanol.

A poco, salió un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indicando que la Inversión Extranjera Directa (IED) en Bolivia cayó a $us 316 millones el 2018.