La cabra reinventada

De ser “la vaca de un hombre pobre se convirtió en el productor de leche del siglo XXI”
La semana pasada estuve en Bruselas para reuniones en una agencia de la Comisión Europea. Aunque no soy un gran fanatico de las reuniones, estas siempre son muy divertidas debido a la gran variedad de profesionales que se reúnen. Es así que conocí a un asesor agrícola de Bélgica que me mencionó que en los últimos años, el número de cabras lecheras aumentó mucho en los Países Bajos y Bélgica (casi 300%). Siempre fui un gran admirador de las cabras, y este comentario me sorprendió.

Probablemente te preguntes ahora, ¿qué tienen de asombroso las cabras para admirar? Una pequeña lección. ¡Las cabras han existido para la producción de leche, carne, cuero y estiércol durante casi 10.000 años! Son increíblemente flexibles y existen variedades que pueden resistir una amplia gama de temperaturas y alturas. Mientras que las vacas son difíciles de transportar, las cabras se pueden tomar casi en la parte posterior de una bicicleta. Además de todo, producen más leche por Kg de peso corporal. Y, por supuesto, son más divertidas que una vaca.

La pregunta ahora, ¿por qué tantas granjas cambiaron de la cabra a la vaca en el pasado?. Bueno, simplemente porque a gran escala la vaca tiene un mejor retorno en la inversión. Entonces, es una decisión económicamente más sólida. Algo triste porque la leche de cabra contiene más ácidos grasos esenciales y tiene glóbulos de grasa más pequeños que la hacen más saludable, más fácil de digerir que la leche de vaca. Ah, y no olvidemos que tiene menos lactosa, lo cual es bueno si eres alérgico. El consumidor, sin embargo, aún no ha descubierto esto y se apega a la leche de vaca.

Según la FAO, el 2016, el 83% de toda la leche fue producida por vacas; el segundo son los búfalos con el 14% y la cabra es solo el 2% justo antes de las ovejas con el 1%. Hoy en día, con un consumidor cada vez más interesado en nuevos productos más saludables, podría haber muchas oportunidades para la leche de cabra en los mercados modernos. El 2016, el 25% de toda la leche de cabra se produjo en India. Pero si ves que en los Países Bajos, que es el centro de las vacas lecheras en el mundo, la producción de leche de cabra aumentó un 70% en diez años, ¡podría estar sucediendo algo!

Por lo tanto, el animal lindo y curioso, una vez conocido como la vaca del pobre, tal vez cause una revolución y tendremos que cambiar la referencia a: “¡La cabra, la vaca del siglo XXI!”

* Magister en Negocios Internacionales