La apuesta de Lionel Scaloni para que Argentina tenga su revancha ante Brasil

Con un sol que ha levantado la temperatura, la Selección argentina se entrenó en Palma de Mallorca como preparación al primer amistoso de la doble fecha FIFA, que será frente a Brasil, en Riad, Arabia Saudita, el viernes. El mismo rival que a Lionel Scaloni le produjo dos de las únicas cuatro caídas en su ciclo. Por eso es el rival a vencer por el entrenador.

En esta isla balear que Scaloni conoce bien, porque vive gran parte del año junto a su familia, se empieza a gestar entonces el equipo del director técnico. El que cree que le puede ganar a los dirigidos por Tite y tomarse así una especie de revancha de aquella derrota en la semifinal de la Copa América en la que la Albiceleste se vio perjudicada por el VAR.

El Gringo cree que ya tiene prácticamente la lista cerrada para afrontar los primeros compromisos de Eliminatorias hacia el Mundial de Qatar, que comenzarán en marzo del próximo año. Los jugadores a utilizar son los que están en esta gira más los de River (Franco Armani, Gonzalo Montiel y Exequiel Palacios). Y esperará para ver cómo progresa de una lesión uno de sus preferidos que ya lleva un año de ausencia en el seleccionado: Rodrigo Battaglia, mediocampista del Sporting de Lisboa, ex Huracán, quien intenta volver en buen ritmo tras una rotura de ligamentos cruzados.

El regreso de Lionel Messi, tras más de cuatro meses de ausencia por la suspensión que le aplicó Conmebol, es una grata noticia para el cuerpo técnico. Por eso la idea es repetir mucho de lo que entienden se hizo bien durante la Copa América, la última vez que el 10 vistió la camiseta argentina.

Por ejemplo frente a Brasil, en aquella semifinal, Argentina formó con Armani en el arco; Foyth, Otamendi, Pezzella y Tagliafico; De Paul, Paredes, Acuña; Messi, Agüero y Lautaro Martínez. Aquí en Mallorca están todos los de ese once inicial, salvo uno: el arquero de River, que no fue convocado para preservarlo para la final de Libertadores en la uqe el Millonario enfrentará a Flamengo el próximo 23 de noviembre. Por eso por la cabeza de Scaloni pasa la idea de que si llegan todos bien al viaje a Arabia, se pueda repetir gran parte de ese equipo, con el ingreso de Esteban Andrada, un arquero de muy buen presente y con una consideración muy alta en el cuerpo técnico.

Uno que ha ganado terreno en los últimos tiempos y que no estuvo en Brasil 2019, es Lucas Ocampos, el jugador que en el Sevilla tiene rendimientos brillantes y que en la pasada gira por Dortmund y Alicante marcó ante Alemania y Ecuador. Si el viernes Scaloni decide poner al ex River, podría probar con una línea de tres centrales, y pedirle a Acuña que haga toda la banda izquierda. En un primer ensayo también apareció Paulo Dybala, ya que Lautaro Martínez se sumó tras un golpe en su cabeza que se le produjo el último sábado jugando en el Inter, por lo que se le realizaron dos estudios y se descartó cualquier problema. De todas formas por prevención, el delantero se movió aparte de sus compañeros y el entrenador espera contar con él para que sea titular.

Lo que está claro es que Scaloni pretende repetir al menos nueve futbolistas de los once que cayeron derrotados en Belo Horizonte el pasado 2 de julio ante el mismo rival de este viernes.

Por su parte Rodrigo De Paul, quien dialogó con la prensa, opinó que lo mejor que se le vio al equipo argentino con Messi en cancha fue durante la Copa América y por eso se busca repetir lo bueno de aquello. El propio jugador del Udinese se reconoce cada vez más a gusto en el plantel y con mayor entendimiento con su compañero en el mediocampo, Leandro Paredes. Además el ex Racing se muestra en los entrenamientos como uno de los animadores y más divertidos.

Mallorca se vio alterada por la presencia de la Selección Argentina con Lionel Messi. Son cientos los argentinos que se acercan todos las tarde al hotel Meliá en donde duerme el equipo de Scaloni, y fueron miles los que se acercaron a la ciudad deportiva del Real Mallorca (equipo que volvió este año a jugar en La Liga) para intentar ver al mejor jugador del mundo y a sus compañeros. El lunes, en el primer día de entrenamiento, se produjo una verdadera revolución, ya que el público se autoconvocó debido a que medios locales informaron que la práctica iba a ser abierta al público, algo inusual en la Selección en cualquier lugar del mundo que se entrene. Más de 500 personas produjeron un verdadero caos de tránsito en una de las rutas de la isla y un desborde para ingresar al predio. La gente finalmente ni vio a los jugadores de cerca ni tomó contacto directo con ellos en la puerta del hotel, en donde suelen esperarlos con banderas y camisetas en la mano, aun sin suerte.

El astro argentino llegó este lunes en un vuelo privado acompañado por su asistente personal Pepe Costa y se alojó junto a sus compañeros en el cuarto piso del hotel, con vistas al mar mediterráneo. Y si bien en el primer entrenamiento solo realizó actividades en el gimnasio, en el segundo día ya participó en el campo, en donde para la prensa solo se lo vio participando de un clásico rondo a un toque.

Este miércoles, la Selección se entrenará a puertas cerradas y Scaloni delineará el equipo con el que viajará a Arabia para intentar vencer a Brasil. Argentina se desplazará en un vuelo charter el jueves hasta Riad, ya que de hacerlo en un vuelo de línea podría demorar hasta 16 horas en llegar.