La aparición de canas

De a poco la edad, el estrés, o la predisposición genética se manifiestan

Elías Vidaurre  Médico

Es algo casi inevitable, a no ser que la genética actúe en tu favor. El pelo se vuelve gris o con canas a medida que envejecemos por un proceso biológico en el que influyen distintos factores, como genes, proteínas y enzimas. Sucesivas investigaciones han ido señalando a diversos culpables de que con el paso de los años vayamos perdiendo nuestra capacidad de pigmentación y, por consiguiente, el color del pelo con el que nacimos o con el que hemos vivido durante la adolescencia y la edad adulta. A grandes rasgos, el pelo se vuelve blanco por falta de melanina, el pigmento que colorea el pelo, la piel, el iris del ojo o el vello del cuerpo.

Conociendo más
Esta pérdida de pigmento -que comienza por las sienes para extenderse después a la parte de atrás de la cabeza- está asociada generalmente a la edad –canicie fisiológica-, pero varía en función de la raza. Las personas de raza blanca y amarilla son las que antes se ven afectadas por la aparición de canas, entre los 30 y los 40 años; mientras que a las personas de raza negra les afecta más tarde, comenzando su blanqueamiento del cabello a partir de los 45 años.
Otros expertos apuntaron más tarde que parece que las canas surgen por un exceso de peróxido de hidrógeno que se produce en las células capilares. Fue un grupo de científicos alemanes el que hizo público en 2016 que había descubierto que este compuesto químico es el responsable de blanquear el cabello y evitar la producción de la melanina que aporta el color al pelo. La mezcla entre las formas más oscuras de este pigmento (eumelanina) y las claras (feomelanina) diseñan la paleta de colores de pelo que se ve en las personas (negro, castaño, rojizo, rubio).
En los pocos casos en los que el cabello comienza a presentar canas antes de los 20 años –canicie precoz o prematura– participan factores genéticos o, en menor medida, patologías genéticas raras. Se pueden producir también áreas localizadas con cabellos blancos, lo que recibe el nombre de poliosis y suele ser hereditario. Además, existe la denominada canicie anular, que es cuando los pelos blancos se distribuyen de manera dispersa y aislada por la cabeza.
Para prevenir las canas puedes realizar técnicas de relajación, como el yoga o taichí
Evitar los azúcares, las frituras, las grasas y los componentes artificiales puede ayudar
Usar tintes naturales o productos de coloración poco agresivos sirven para disimular

El pase de diapositivas requiere JavaScript.