Karen Tórrez: “La natación es uno de los deportes más perjudicados”

La nadadora boliviana Karen Tórrez

La nadadora boliviana Karen Tórrez cumple con la cuarentena realizando ejercicios de preparación física en su casa; sin embargo, reconoció que será difícil retornar a la actividad dentro del agua por la pausa forzada en la cual ingresó el mundo por la expansión del Covid-19.

«De los deportes más perjudicados uno de ellos es la natación, los atletas pueden hacer ejercicios en espacios reducidos; en cambio en la natación no podemos entrar a una piscina, la sensibilidad al agua se pierde muy rápido y volver a los entrenamientos costará. Será un reto más», mencionó la bañista dueña de una docena de récords absolutos.

De acuerdo a lo que mencionó Tórrez, una semana de pausa en su entrenamiento requiere de un mes para regresar al mismo nivel y «será complicado, pero todos estamos en la misma desventaja», agregó la nadadora cochabambina. El 15 de abril se cumplirá un mes con las medidas de prevención que llevó adelante el Gobierno central para tratar de frenar la expansión del coronavirus.

Desde su hogar, la medallista sudamericana hace rutinas de ejercicios con balón medicinal, mancuerdas y otras sesiones realizadas en horas de la mañana y de la tarde para que no cueste mucho el regreso al trabajo cotidiano.

La suspensión de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 para el 23 de julio hasta el 8 de agosto de 2021 provocó un alivio en la nadadora, porque cuenta con más tiempo para obtener las marcas. Tórrez agregó que: «La decisión de suspender los Juegos fue una buena medida, tenemos un año más para conseguir el objetivo y entrenarnos con todo para encarar los clasificatorios».

Tórrez tenía en la mira obtener las marcas en las pruebas de los 50 y 100 metros libres, que son su especialidad. En el caso de los 50 libres quedó a cuatro centésimas de alcanzar la marca mínima de los 25″51. La «A» es de 24″77. Cabe mencionar que la cochabambina cuenta con el récord bolivariano de 25″00.