Joven pierde más de dos mil bolivianos al ser asaltado por dos adolescentes

    De acuerdo con los datos preliminares de Radio Patrullas 110, el joven se encontraba en una fiesta social en un domicilio ubicado en la avenida Libertadores, mientras compartía bebidas alcohólicas por el cumpleaños de uno de sus amigos, y luego decidieron acudir a otro lugar, pero esta persona, en su estado de ebriedad, para continuar tomando les dijo que iba a sacar dinero de un cajero.
    Al llegar a uno de los cajeros de la calle Comercio junto a uno de sus amigos, saco unos dos mil bolivianos, y en ese momento ningún taxi quería recogerlos. “Muchas veces los taxistas tienen temor o prefieren no recoger a personas en estado de ebriedad, por temor a ser agredidos, se lo ensucien su motorizado o a veces no les pagan, se aprovechan de los choferes y no les queda más que no cobrarles”, dijo un policía de turno de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Yacuiba.
    Ante esta situación, los dos amigos decidieron caminar hasta donde los esperaba los otros, sin embargo, a dos cuadras de la avenida Libertadores dos jóvenes, de entre 16 a 17 años de edad, quienes aparentemente les siguieron desde el cajero, los interceptaron con insultos, entonces, uno de ellos respondió con un golpe, pero en ese momento fue encañonado con una pistola para exigirle su dinero y el celular.
    En ese momento, para evitar ser agredidos, a los amigos ebrios no les quedó más entregar sus pertenencias ante la actitud agresiva de los asaltantes, quienes les quitaron todo su dinero además de celulares, siendo luego golpeados en la cabeza uno de ellos y el otro, quien intentó reaccionar, estuvo a punto de ser acribillado, pero para su fortuna en ese momento se detuvo un taxi de donde bajó un pasajero, por lo que los antisociales optaron por escapar del lugar.
    De inmediato los dos agredidos reaccionaron y pidieron ayuda a un hombre, de 48 años de edad, quien les ayudó a llamar a la Policía, cuyos efectivos acudieron al auxilio y fueron en búsqueda de los sujetos.
    Los dos amigos agredidos fueron llevados a un centro clínico, donde les hicieron algunas curaciones y posteriormente fueron dados de alta, porque sus heridas no eran de gravedad.
    En cuanto a los asaltantes, se sospecha que sean miembros de una pandilla que hace seguimiento a los transaccioncitas de cajeros para luego asaltarlos.