Johnson inicia campaña con una ‘metida de pata’

El inicio de la campaña electoral del primer ministro británico, Boris Johnson, fue manchado por la renuncia de uno de sus ministros, una metedura de pata sobre las víctimas de un letal incendio en una torre y un video falseado sobre un rival publicado por su partido.

Johnson convocó a una elección anticipada para el 12 de diciembre con el objetivo de poner fin a tres años de profundo desacuerdo sobre el Brexit, que afirma ha paralizado a Reino Unido y ha comenzado a minar la confianza en la quinta economía del mundo.

Pero apenas una hora después de reunirse con la reina Isabel para iniciar formalmente la campaña electoral, el ministro de Johnson para Gales, Alun Cairns, renunció tras ser acusado de mentir sobre si sabía que uno de sus colaboradores presuntamente saboteó un juicio por violación.

En el inicio de la campaña, los conservadores de Johnson tienen una ventaja sobre el opositor Partido Laborista de entre 7 y 17 puntos porcentuales, aunque las encuestadoras advierten que sus modelos se han visto afectados por el Brexit.

“Terminemos el Brexit”, dijo Johnson, de 55 años, afuera de su residencia oficial en Downing Street, agregando que el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, produciría más caos con nuevos referendos sobre la membrecía en la UE y la independencia de Escocia.

“Vengan con nosotros, terminemos el Brexit y llevemos este país adelante, o, esta es la alternativa para el próximo año, pasar todo 2020 en un espectáculo de horror de más titubeos y demoras”, sostuvo el primer ministro británico.

Johnson dijo que Corbyn odiaba la riqueza y lo comparó con el líder soviético Josef Stalin, quien envió a millones a la muerte en campos de trabajos forzados.