Jacqueline Mendieta es la nueva cónsul en Salta

En horas de la tarde del jueves, se conoció que la diputada tarijeña por la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jacqueline Mendieta, renunció a su cargo para asumir la dirección del consulado de Bolivia en la ciudad de Salta del vecino país. El cargo es uno de los más cotizados en el país, tanto por su cercanía con Tarija como por la cantidad de connacionales que habitan en la capital del norte argentino.

Mendieta confirmó el rumor a gritos que circulaba en las redes sociales, y lo hizo cargando contra medios de comunicación.

«Quiero comunicar de manera oficial que he presentado mi renuncia irrevocable a la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional, ya que desde la siguiente semana asumiré el cargo de Cónsul de Bolivia en la ciudad de Salta República Argentina».

“Con la misma devoción a mi pueblo y mi amada Tarija serviré a nuestros compatriotas migrantes en la República Argentina desde este nuevo desafío en el Servicio Exterior… (Pido a los medios de comunicación informar con ética profesional y con fuentes confiables)” finalizó Mendieta.

El relevo de Brú

Mendieta viene a reemplazar a Carlos Brú, el exalcalde de Yacuiba que había sido designado en febrero de este mismo año, por lo que apenas ha estado cinco meses en el cargo. Brú es uno de los líderes regionales más cercano a Evo Morales, por lo que desde que sufrió la contundente derrota en la Alcaldía en 2015 ha ocupado diferentes cargos por designación, además de haberse hecho con el control del MAS en el Chaco para disgusto de los movimientos sociales. Brú fue nombrado Viceministro de Defensa Civil y unos meses después Cónsul en Salta. Desde el 19 de julio es el candidato oficial del MAS a la segunda senaturía para las elecciones del 20 de octubre.

Por su parte, Mendieta es una joven abogada que destacó por ser polifacética, fue Miss Tarija, y en 2014 fue seleccionada como primera diputada suplente de Lino Cárdenas. Fue presidenta de la Brigada Parlamentaria en 2018, cargo que abandonó con cierta polémica. Se le atribuye cercanía a Álvaro García Linera.

El cargo en Salta se considera clave para la campaña presidencial de octubre, pues es una de las plazas con mayor residente boliviano que podrán votar en el dispositivo de voto en el exterior.