Jaque a la reina

Vuelvo a casa, por fin, me bajo del coche y arrastro mis pies hasta mi habitación, menos mal que no tengo que subir escalones (estoy hecho polvo). Tiro la mochila con desgana junto al escritorio y me dejo caer sobre la cama, relajo todos mis músculos; acaricio las sábanas con las yemas de mis dedos, me hipnotizan con sus cantos como las sirenas a los marineros; me piden que las abrace, que cierre los ojos y deje a mi mente correr en libertad por un momento en todo el día. No puedo resistirme y obedezco involuntariamente.

Me dispongo a comenzar un breve viaje por los recuerdos, pero para ello necesito un medio de transporte, así que enciendo los altavoces y pongo una canción al azar…

Empieza a sonar una guitarra, muy dulce, se cuela por mis oídos y se desplaza veloz por mi cuerpo, me provoca un leve escalofrío, entonces comienza su voz:

«Quisiera escribirte algo bonito, bonito de verdad…, quisiera escribirte algo sencillo en realidad…»

Miles de imágenes pasan por mi mente a gran velocidad, momentos alegres, momentos tristes, personas conocidas que nunca volveré a ver, cumpleaños, navidades, vacaciones; vuelvo al colegio y veo al niño que fui: se le ve feliz, está con Pau, con Carlos, con Borja, juega con Elisa, con Antonio, ríe con Jorge; ahora revivo el primer amor y el primer beso, los siguientes, el último… ahora te recuerdo.

«Difícil escribir algo bonito, se trata de un final, no acabaré con un «te quiero», no me dio tiempo a llegar…»

Puedo comprobar que el hueco que me dejaste sigue vacío, empieza a coger polvo, nadie se ha atrevido a ocuparlo por miedo a que regresases. Pero no hay señal de tu presencia, de tus ojos oceánicos, del sol que pinta tu pelo, de los silencios que llenabas con tus sonrisas, de las miradas que me obligaban a desviar la vista, de aquella partida de ajedrez que nunca terminamos…

«Y antes de marcharme y que todo se acabe, yo quería haberte escrito algo bonito, algo bonito de verdad, que no acabara tan mal…»

Termina la canción y con ella mi viaje.

Hoy mi canción es: «Algo bonito» Conchita