Iván Duque no aceptará intimidación del ELN

El presidente de Colombia, Iván Duque, advirtió el viernes a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que no aceptará intimidaciones, horas después de que el grupo rebelde pidió acordar protocolos para liberar a siete militares y dos civiles secuestrados en la última semana. Los protocolos incluyen cese de operaciones militares para permitir que una comisión humanitaria con delegados de la Cruz Roja, la Iglesia Católica y otros organismos humanitarios puedan ingresar a recibir a los rehenes en poder de los insurgentes.

“Si el ELN tiene verdadera voluntad de desmovilización, desarme y reinserción, debe liberar a los secuestrados de manera rápida y sin condiciones”, dijo Duque desde el puerto de Tumaco, sobre el Océano Pacífico, una de las zonas más violentas de Colombia y con extensas plantaciones de hoja de coca.

“Porque no voy a aceptar, como presidente de los colombianos, que se nos intimide con el secuestro. Ni que el secuestro se convierta en un mecanismo para chantajear al Estado colombiano. No aceptaremos la intimidación como un mecanismo de aproximar al Gobierno”, agregó.

El ELN, que cuenta con unos 1.500 combatientes y es considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, secuestró hace una semana en el selvático departamento de Chocó a tres policías, un soldado y dos civiles. Y el miércoles capturó a tres soldados en el departamento de Arauca.

El gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos mantuvo una negociación durante 17 meses en Ecuador y Cuba con el grupo guerrillero, pero Duque anunció que examinará la continuidad del diálogo durante los próximos 30 días.