Israel se encamina a una nueva elección

El presidente de Israel pidió el jueves a legisladores que nombren a un candidato para formar un gobierno, después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu y su rival Benny Gantz no lo consiguieron, una situación que probablemente llevará a la tercera elección en un año.

Al caos político, se sumó un anuncio del fiscal general de Israel, quien informó que dará a conocer su decisión sobre si acusar a Netanyahu en tres investigaciones por corrupción.

Netanyahu ha negado que haya incurrido en faltas.

El primer ministro no tiene la obligación legal de renunciar si se le acusa, y la apertura de un juicio podría retrasarse durante meses por la nueva elección, además de algún paso de Nethanyahu para conseguir inmunidad parlamentaria.

“Estos son días duros y oscuros en los anales del Estado de Israel”, dijo el presidente Reuven Rivlin cuando anunció que el centrista Gantz no había logrado reunir suficiente apoyo para formar una coalición estable, tras el intento fallido del conservador Netanyahu.

El largo estancamiento ocurre cuando Israel enfrenta un momento especialmente complicado.

Su conflicto con Irán ha escalado considerablemente. Aviones de combate israelíes alcanzaron objetivos iraníes en Siria el pasado miércoles, después de que cohetes fueron disparados a Israel, mientras que el problema palestino sigue sin resolverse y la violencia ha estallado de nuevo con fuertes ataques.