“Irán estaría detrás de ataques contra petróleo saudí”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que parece que Irán es responsable por el ataque a la infraestructura petrolera de Arabia Saudita que generó temores de un nuevo conflicto en Oriente Medio, pero agregó que no quiere una guerra con ningún país.

El movimiento hutí, alineado con Irán y que controla la capital de Yemen, reivindicó la autoría del ataque, que dañó la mayor planta procesadora de crudo del mundo.

Varios funcionarios estadounidenses, entre ellos el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el de Energía, Rick Perry, culparon a Teherán por el ataque. La república islámica rechazó la acusación y dijo que el país está preparado para una “guerra en toda regla”.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo que el ataque es responsabilidad de “yemeníes” que se vengaron por las agresiones de una coalición liderada por Riad.

Al ser consultado por un periodista en la Casa Blanca sobre si Irán estaba detrás de los hechos, Trump dijo: “Ciertamente es lo que parece en este momento. En cuanto hagamos algún descubrimiento definitivo se los haremos saber, pero eso es lo que parece por ahora”.

Dos fuentes con conocimiento sobre las actividades de la compañía petrolera estatal Aramco dijeron a Reuters que la producción petrolera saudí podría tardar meses en volver a la normalidad. Estimaciones anteriores habían sugerido que podría llevar semanas.

“Tenemos muchas opciones, pero no estoy buscando opciones en este momento, queremos descubrir quién hizo esto. Estamos tratando con Arabia Saudita, con el príncipe heredero y otros de sus vecinos (…) Veremos qué pasa”, dijo Trump. “Soy alguien a quien no le gustaría tener una guerra (…) No quiero una guerra con nadie, pero estamos más preparados que cualquiera”.