Ir al gym con la pareja

José Arciénaga  Preparador físico

Compartir aficiones con nuestra pareja es una de las bases de las relaciones afectivas: por norma general solemos salir con personas con nuestros mismos gustos o similares hobbies. Esto también lo podemos llevar al terreno del entrenamiento: compartir el gusto por el deporte en general con la pareja puede hacer que nuestras sesiones sean más productivas. ¿O no?
Ir al gimnasio o salir a correr unos kilómetros con tu pareja puede ser la oportunidad perfecta para compartir momentos especiales, o puede convertirse en una actividad de alto riesgo. El hecho de compartir aficiones puede crear lazos afectivos más fuertes: mismos gustos, mismos hobbies, intereses comunes. Además, según este estudio las personas que entrenan acompañados generan más endorfinas que aquellos que entrenan solos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La motivación suele ser mayor: si hoy no te apetece entrenar (aunque sabes que debes hacerlo) puede ser tu pareja la que tire un poquito de ti hasta la puerta del gym. Compartir logros, como por ejemplo terminar una carrera, también refuerza la relación. Tener un compañero de entrenamiento en sala te pueda ayudar en las últimas repeticiones y te aporte seguridad es otra de las ventajas

¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos. Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991. Cada mañana recibirás el Newsletter de El País con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día. También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual. Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.