Intentó asfixiar a su pareja porque no quiso tener sexo

Una mujer de 30 años de edad denunció a su concubino por violencia intrafamiliar en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), toda vez que éste habría intentado asfixiarla, sólo porque ella no quiso tener relaciones sexuales con él.

Si bien la denuncia fue puesta hace unos días atrás, ella relató que la agresión se habría suscitado el 1 de septiembre de este año y no lo denunció antes, por temor a lo que podía pasar si lo hacía.

La víctima relató que aquella noche, en el barrio Tarijeños en Progreso, en su domicilio cuando eran aproximadamente las 9 de la mañana, su concubino entró a su hogar en estado de ebriedad y comenzó a agredirla psicológicamente, insultándola y acusándola que se encontraba o veía con otros hombres.

En el afán de no escuchar más las acusaciones y evitar cualquier pelea, en vista de que el sujeto estaba ebrio, la mujer se retiró a hacer dormir a su hijo y en ese ínterin hizo caer una caja de herramienta, por lo que el agresor le pidió que alzara la caja. El sujeto tenía en ese momentos ganas de golpearla, pero como no se animó, pues le dijo a la agredida que él le da de comer, por lo que ella estaría en la obligación de hacerle caso.

Tras esto, el sujeto agresor se fue pero retornó horas más tarde, al promediar la medianoche y ahí es donde éste intentó tener relaciones sexuales con la mujer, por lo que procedió a tocarle sus partes íntimas.

Ella recuerda que una semana después, pasó lo mismo y al no querer tener relaciones sexuales la mujer, el agresor se enfureció y la agarró del cuello intentando quitarle la respiración; sin embargo no contó con que su propia hija lo descubriría, razón por la cual se descubrió el hecho y él la soltó.

Otro caso
En otro caso, una mujer terminó denunciando a su ex concubino también por el delito de violencia familiar. Relató que ella fue a la casa de su pareja para recoger a su hija, pero además, para pedirle dinero al denunciado.

La acusó de borracha, de tener otros hombres, por lo que ella intentó defenderse, pero como el dueño del domicilio se enfureció con lo que le contestó, el agresor la metió de una patada al fondo del cuarto, donde siguió golpeándole en el abdomen.

Posteriormente el agresor no quería devolver su hija a la mujer agredida, pero ésta se dio las mañas y podo retirar a su pequeña de un ambiente así.