Industrial sigue impecable y está a un paso de la final soñada

Ramón Melgar festeja su gol marcado ante Independiente

Avilés Industrial marcha impecable jugando en el ‘Gigante’ de La Pampa y está vez superó por 3-2 a un Independiente Petrolero que se infló en los últimos 15 minutos y puso en duda la victoria tarijeña, sin embargo los de Pacheco salieron victoriosos y dieron un gran paso rumbo a la final soñada.

El compromiso se disputó en el estadio IV Centenario, que por cierto contó con una buena asistencia de público con un promedio cercano a los 3 mil espectadores, siendo esta la mejor concurrencia en los nueve partidos cumplidos de local dentro de la Copa Simón Bolívar.

Aunque también es cierto que un buen número de personas llegaron desde Sucre para apoyar a Independiente y se apostaron en la recta de general.

Los goles para el triunfo tarijeño llegaron por intermedio del defensor argentino Nahuel Quiroga (10’), además del tanto del goleador tarijeño Primo Romero (51’) y cerró cifras su coterráneo Ramón Melgar (63’).

Para la visita descontaron por intermedio de Stalin Taborga que marcó un doblete y le dio suspenso al encuentro en los minutos finales. El 3-1 llegó al 77’ desde la vía del tiro penal y a 9 minutos del final llegó el 3-2 definitivo.

En líneas generales el equipo de Pacheco fue superior a los visitantes, sobre todo hasta el minuto 70’ dominaron a gusto y placer, de hecho, en el primer tiempo perdonaron a Independiente, pues de haber estado más finos en la definición se hubieran ido al descanso con el marcador más amplio que el 1-0 conseguido con el gol de Nahuel Quiroga.

De todas maneras el cuadro verdolaga no quitó el pie del acelerador y en la segunda parte continuó con la mirada en el arco de frente, pero seguía con la puntería chueca.

Aunque llegaría el gol de la tranquilidad en los pies de Primo Romero y posteriormente Ramón Melgar puso el 3-0 al 63’ tras una jugada bien hilvanada.

Este gol parecía haber sellado la historia del partido y más aún cuando el rival no daba muestras de recuperación.

Quizás esto generó que los de Pacheco bajarán la intensidad del partido, además de aflojar la marca y  este altibajo fue aprovechado por la visita que saca ventaja de una confusión en la última línea de Industrial y consiguieron un penal a favor que lo convierte Taborga y el propio jugador repitió la dosis y le puso dramatismo al encuentro, aunque el tiempo ya no les alcanzó el tiempo.

El partido de vuelta está programado para este domingo 2 de septiembre a partir de las 15.30 en el estadio Patria de la ciudad de Sucre.

Recordemos que en esta instancia del torneo no se toma en cuenta el gol diferencia y por lo tanto Industrial dio un paso importante al conseguir la victoria y ahora sólo necesita el empate en la revancha para asegurar su nombre en la final del segundo campeonato más importante del fútbol boliviano.

Y de esa manera buscar el título del torneo que premia al campeón con el ascenso directo a la División Profesional y el subcampeón aún tendrá la opción de jugar los partidos del descenso- ascenso indirecto ante el penúltimo equipo que saldrá del punto promedio de la categoría profesional.