Inauguran el monumento de la Virgen del Socavón

    El Jefe de Estado, quien expresó su admiración al contemplar este gigantesca estatua que se constituye en el monumento más grande que tiene el país, señaló que es obligación del Gobierno el financiar y entregar obras sociales en beneficio de la población, por lo que espera continuar coordinando con las fuerzas sociales la ejecución de nuevos proyectos y programas destinados a mejorar la calidad de vida de los bolivianos.
    “Un monumento que levanta la imagen de la virgen del Socavón, un monumento que levanta la imagen del pueblo orureño, un monumento que levanta la imagen del carnaval de Oruro”, dijo Morales, al destacar el trabajo de la alcaldesa de Oruro, Rocío Pimentel, y las organizaciones sociales que coadyuvaron a la edificación de esta importante obra religiosa.
    El mandatario señaló que a partir de hoy inicia sus actividades en Oruro para acompañar y celebrar la gesta libertaria del 10 de febrero, por lo que destacó el apoyo de los movimientos sociales al proceso de cambio que lleva adelante desde el año 2006, año en el que logró mejorar la economía nacional a partir de la nacionalización de los hidrocarburos.
    La alcaldesa de Oruro, Rocío Pimentel, señaló que en el proceso de construcción a penas instalado el rostro de la virgen empezó un peregrinación de fieles católicos que llegaron hasta los pies de la estatua de la virgen del Socavón que mide 45.4 de alto, constituyéndose en la más grande de Sudamérica y está situada en el cerro de Santa Bárbara de la ciudad de Oruro a 3.845 metros de altura sobre el nivel del mar. Esta obra costó cerca de 9 millones de bolivianos.

    Características
    La imponente escultura de la Virgen del Socavón, construida con una estructura de fierro y cemento, se puede apreciar desde los cuatro puntos cardinales de la ciudad de Oruro, tanto en el día como por las noches. El lugar ya está iluminado y se convierte en el principal atractivo turístico de la Capital del Folklore de Bolivia.
    El manto de la Virgen está rodeado de 140 estrellas bien iluminadas que por las noches empiezan a brillar. Tiene una luna en sus pies, pero se encuentra levantando al Niño Jesús en la mano izquierda y en el lado derecho agarra un cirio, que la hizo llamar originalmente, como la Virgen de la Candelaria, o, como decían los mineros de hace más de 200 años, la “mamita candila”, la patrona y protectora de los trabajadores del subsuelo.