Imputan al joven que gritó ‘Bolivia dijo No’ a Evo

La Fiscalía de oficio imputó por el delito de Atentados Contra el Presidente y Otros Dignatarios de Estado al hombre que fue capturado en Potosí, luego de protagonizar un incidente en el cual increpó al presidente Evo Morales y le gritó “Bolivia dijo No”.

 

La información fue proporciona por el presidente de Comcipo, Marco Pumari, quien además facilitó un documento firmado por el fiscal Nelson Pimentel, en el cual se cita a Moisés Montero Chambi en calidad e imputado.

El delito de Atentados Contra el Presidente y Otros Dignatarios de Estado está en el artículo 128 del Código Penal y castiga con cinco a 10 años de cárcel “al que atentare contra la vida o seguridad del Presidente de la República, Vicepresidente. Ministros de Estado y Presidente del Congreso Nacional”.

 

El hombre, que aseveró ser albañil, fue arrestado luego de que la mañana del viernes increpó al mandatario cuando salía del IV Centenario, donde hubo un acto. Las primeras versiones hablaban de que había echado agua al presidente y luego se manejó la versión de que era coca. El episodio aún no fue esclarecido.

 

Pumari lamentó que se dé este “regalo” a Potosí en su aniversario. Anunció que Comcipo prestará asistencia jurídica al imputado para enfrentar el proceso.

El arrestado se identificó como Moisés Montero Chambi y la imputación tiene ese nombre, sin embargo, la Policía alertó que se investigaba si el dato de identidad era correcto dado que había surgido otra.

 

El diputado Gonzalo Barrientos, que también estuvo en la Policía en vigilia por el joven, señaló que el arrestado es Rafael Chambi Julián.

Hasta al finalizar la tarde de este viernes, el joven seguía encerrado en celdas policiales de la Villa Imperial.