Iglesia pide no forzar interpretaciones tras la muerte de una mujer en el paro cívico

Remarcó que si bien se lamenta el fallecimiento de Estíbarez, se lamenta también que se “apresuren a interpretaciones que fuerzan la realidad, en vez de explicar la realidad”.

Obispo del Vicariato Apostólico de Pando, monseñor Eugenio Coter . Foto El Diario
El obispo del Vicariato Apostólico de Pando, monseñor Eugenio Coter, lamentó el fallecimiento de la señora Suleide Estíbarez (52) en Riberalta, durante la jornada de paro cívico; sin embargo pidió no forzar las interpretaciones. Además acusó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de haber tensionado al país tras la habilitación del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera para las elecciones de 2019.
“He seguido con atención los hechos que se dieron el día de ayer (jueves) después de la muerte de la señora que lamentamos de verdad (…) esto ha provocado toda una serie de interpretaciones, pero creo que hay que apegarse a los hechos”, pidió el obispo.
Agregó que “querer forzar las cosas, querer doblegar los hechos a las intenciones de las personas, no es honesto y no hace justicia, ni a la señora ni a las personas que han estado en un altercado”.
Remarcó que si bien se lamenta el fallecimiento de Estíbarez, se lamenta también que se “apresuren a interpretaciones que fuerzan la realidad, en vez de explicar la realidad”.
Los estudios forenses y un análisis de videos serán importantes “para no hacer interpretaciones rápidas e irresponsables”, apuntó.
El jueves Estíbarez perdió la vida presuntamente en medio de una discusión que se desató por el cumplimiento del paro cívico de 24 horas. Un sobrino de la víctima declaró en un video que él vio el momento de la pelea entre su tía y los mototaxistas que estaban pasando por el lugar exigiendo que se acate el paro cívico.
Horas más tarde el ministro de Gobierno, Carlos Romero, responsabilizó al Comité Cívico de Riberalta por la muerte de la mujer. “Este hecho de Riberalta, que ha derivado en una suerte de homicidio culposo, fue provocado por matones contratados por el Comité Cívico”, manifestó Romero.
Tribunal Electoral doblegado
Coter dijo que desde la Iglesia advirtieron cómo el Tribunal Supremo Electoral se doblegó a intereses particulares y no respetó la voz del soberano que se expresó en las urnas, en el referéndum del 21 de febrero de 2016, lo que “ha llevado al país a un día de dificultad y de tensión”, en referencia al paro cívico vivido el jueves.
Acotó que se espera “honestidad” para saber llevar el momento y que no puedan “prevalecer intereses particulares sobre el bien común y sepamos tener una actitud de madurez humana, social y política”.
El paro cívico de 24 horas se cumplió a convocatoria de los comités cívicos de ocho departamentos del país en demanda al respeto del voto emitido en el referéndum del 21 de febrero de 2016, que negó al presidente Evo Morales una nueva postulación.
Tomado de ANF