Guterres: la ONU enfrenta escasez récord de efectivo

El secretario general de la ONU, António Guterres, alertó ayer que la organización multilateral enfrenta una grave crisis financiera y una escasez récord de efectivo, pese a las medidas de reducción y ahorro tomadas.

Durante su presentación en la Quinta Comisión de la Asamblea General del proyecto de presupuesto para 2020, Guterres indicó que ‘la ecuación es simple: sin efectivo, el presupuesto no puede implementarse adecuadamente’.

Para el bienio actual, la implementación del presupuesto ya no depende de la planificación del programa sino de la disponibilidad de efectivo disponible, recalcó.

En ese sentido, habló sobre medidas referidas a los fondos para el mantenimiento de paz, las cuales reducirán la deuda con países que aportan contingentes y fuerzas de policía, pero indicó que no se ha podido abordar la crisis del presupuesto ordinario, y la situación sigue deteriorándose.

Según advirtió, es mes la ONU alcanzará el déficit más profundo de la década: nos arriesgamos a agotar las reservas de efectivo para el mantenimiento de la paz e ingresar a noviembre sin suficiente efectivo para cubrir las nóminas.

Esta situación hubiera sido mucho peor si no hubiera trabajado desde enero para reducir los gastos, alinear la tasa de vacantes real con la tasa aprobada y administrar el efectivo mes a mes, apuntó el titular de la ONU.

Pero la semana pasada tuve que introducir medidas extraordinarias para hacer frente a la escasez récord de efectivo, y ahora los puestos vacantes no se pueden llenar, los viajes se limitarán solo a aquellos esenciales y las reuniones pueden tener que cancelarse o diferirse, detalló.

Además, continuó, la transmisión por Internet de eventos no obligatorios no estará disponible, el apoyo a las reuniones tendrá que ajustarse, y la secretaría de la ONU ya no podrá apoyar ningún evento no obligatorio después de las 6 de la tarde.

‘Estos pasos afectarán nuestras operaciones en Nueva York, Ginebra, Viena y Nairobi y en las comisiones regionales. Nuestro trabajo y nuestras reformas están en riesgo.’

Al presentar la propuesta de presupuesto por programas para 2020, Guterres reiteró su llamado a los países para que vuelvan a comprometerse a pagar sus obligaciones financieras a tiempo y en su totalidad.

El secretario general agradeció a los Estados miembros que ya las pagaron y también a los que continúan haciendo todo lo posible por cumplir con esas obligaciones, a pesar de las difíciles condiciones económicas que enfrentan.

Asimismo, instó a que se consideren medidas para aliviar los impedimentos estructurales que obstaculizan administrar los recursos de manera más efectiva.

‘La implementación completa y eficiente de nuestro programa de trabajo depende del apoyo financiero de los Estados miembros a través de la adopción de niveles de presupuesto realistas’, subrayó.