Francia ratifica reforma de jubilación

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, ratificó ayer el objetivo gubernamental de impulsar una reforma en la jubilación, pese al anuncio de nuevas protestas, entre ellas una huelga intersectorial el 5 de diciembre.

Hay cosas que tenemos claro, el establecimiento de un régimen universal por puntos que sustituirá los 42 existentes y será un sistema más justo y adaptado a la actualidad, dijo en declaraciones al medio France 3 Franche-Comté.

Para Philippe, no parece haber nada más justo y sólido que un régimen universal en el cual los franceses coticen por los que están retirados.

Respecto al rechazo de amplios sectores y los llamados a un paro interprofesional el 5 de diciembre, señaló que para el gobierno no se trata de retroceder o no, sino de debatir.

Hay muchas cosas que restan por decidir, por ejemplo cómo pasaremos del sistema actual al nuevo, de ahí la importancia de discutir con los sindicatos y la población, subrayó.

Sindicatos y organizaciones de diversas áreas de la sociedad convocaron esta semana a una primera jornada de huelga el 5 de diciembre en rechazo a una reforma que expertos alertan pudiera ser similar a la que ha empeorado el nivel de vida de los jubilados en Alemania y Suecia.

El actual sistema otorga beneficios especiales a varios sectores, entre ellos los abogados, los pilotos, los policías y el personal de la salud, que han salido a las calles de manera masiva a protestar.

De acuerdo con el primer ministro Philippe, el sistema universal no evita las particularidades de algunas profesiones, citando a los militares.

La reforma no es presupuestaria, indicó.