Fractura de tibia y peroné deja fuera a Enrique Flores

Como consecuencia de una fractura de tibia y peroné, el lateral Jorge Enrique Flores se perderá el resto del Campeonato Apertura que se inició el fin de semana. La noche del domingo el jugador fue sometido a una intervención quirúrgica. Mientras tanto el plantel retomó los entrenamientos con miras al partido del miércoles contra Defensor Sporting (Uruguay) en la ciudad de La Paz (19:30) por el encuentro de ida de la Copa Libertadores.

El domingo en el partido contra Wilsterman el jugador sufrió una falta que obligó su cambio, en ese instante no se conocía la gravedad de la lesión, pero después de los estudios tuvo que ser operado, la recuperación del futbolista será de más de cuatro meses, en ese tiempo contará con un equipo de profesionales (Jaime Gómez y Boris Calle) que trabajarán con él desde lo psicológico.

La recuperación del jugador será en la ciudad de La Paz, así explicó el cuerpo de galenos en conferencia de prensa. Flores ya se encuentra en la ciudad de La Paz, según el informe médico al jugador le colocaron clavos y estará inmovilizado por algún tiempo, después volverá al trabajo, “eso demandará un largo tiempo (entre cuatro y cinco meses), después estará a disposición del cuerpo técnico”.

Mientras tanto, este lunes el plantel de Bolívar retomó los entrenamientos con miras al partido de la noche del miércoles contra Defensor Sporting, de Uruguay por la primera fase de la Copa Libertadores, el cotejo fue programado para las 19:30 en el estadio Hernando Siles, de La Paz.

“Será un partido complicado, estamos mentalizados en recuperar y después enfrentar al rival con el respeto que se merece. El miércoles es un primer tiempo y el de vuelta es el segundo. El partido ante Wilstermann nos ayudó a soltarnos, eso es importante. Entendimos lo que quiere el cuerpo técnico, estamos por esa línea. Tenemos que ser un equipo compacto”, declaró el jugador Juan Carlos Arce en rueda de prensa.

En ocasión de la conferencia de prensa también estuvo presente el presidente del club Guido Loayza, quien habló de varios temas, además de subrayar que el plantel comenzó el torneo “con las mismas ilusiones de siempre, queremos el campeonato número 30”, además se refirió a los arbitrajes y el trabajo que debe cumplir la Federación Boliviana de Fútbol.

“Estamos inmersos en el torneo de la División Profesional, de igual manera sabemos que la Copa Libertadores de América es un gran desafío
Esperamos que los árbitros hayan trabajado muy duro en la vacación”, aseveró el directivo.