Festival reivindica mantener la esencia de las danzas folclóricas

Con la premisa de que las academias de ballet participantes presenten danzas que mantengan la esencia de cada una de las regiones del país, este viernes y sábado, en el Coliseo Universitario, se realiza el I Festival Nacional de Ritmos Folklóricos “Tarija Danza Viva” con la participación de 17 delegaciones nacionales y tres invitados especiales.

El director de la academia Sangre Latina, Flavio Palacios, y organizador del evento observó que las delegaciones presenten danzas que no estén tergiversadas, que mantengan no solo la estructura formal de baile sino también la vestimenta, aunque no está exenta la proyección escénica basada en un trabajo técnico.

“Es el primer festival que ve el folclore de otra manera, normalmente los que existen son competitivos, a veces los jurados no están del todo preparados, o son personas ajenas a la danza como un cantante, reina de belleza, un político de moda, más les interesa generar un ingreso económico que velar por lo que se haga dentro del festival”, sostuvo.

Corrección

Por otra parte, no se trata de un concurso, por eso el cuerpo evaluador puntuará la corrección de la danza y de las vestimentas, que no estén tergiversadas, con un límite en la proyección escénica, que se respete los tiempos y la estructura original del baile.

Entre los 17 cuerpos de baile se tienen la delegación de El Alto, de La Paz, tres de Sucre, una de Potosí, dos de Cochabamba, tres de Villa Montes, dos de Yacuiba y cuatro de Tarija, cada una debe presentar dos diferentes propuestas folclóricas, una será presentada el viernes a partir de las 20.00 horas y otra el sábado desde las 19.00 horas, por lo que serán dos noches de espectáculos incomparables.

Entre los invitados está el Ballet Folklórico de Bolivia, que estrenará dos coreografías, “Pasión de Moxos” y “Potosí Contemporáneo”. Luego estará el ballet costumbrista El Bagual de la Argentina que mostrará cuadros de la tradición de este país, además de un invitado de lujo, por primera vez en territorio nacional se presentará el campeón nacional de malambo que se consagró en el Festival Nacional del Malambo en Laborde, Córdoba.

Se contemplan cuatro categorías: los andes, valles, llanos y chaco, en cada una de ellas se reconocerá el trabajo al mejor elenco, elenco destacado y elenco revelación. Los más destacados tendrán invitaciones directas a festivales internacionales en representación de Bolivia, por ejemplo al Nacional de Malambo en Argentina, al de la Patria Grande en Uruguay, el Tacuaré en Paraguay y San Bernardino en Chile.

Los espectáculos a presentarse son danzas trabajadas de manera académica, en el que el bailarín aporta con la parte técnica y el profesor con el estilo coreográfico, aunque sea parte de una base tradicional.

“Por más que un ballet quiera hacer una fiel representación de una danza autóctona tal como se ve en una localidad, va a tener una proyección escénica porque esa copia trabaja con el plus que da la técnica del bailarín, cosa que no se ve en la comunidad. Los ballets añaden un trabajo técnico al presentar una danza folklórica”, explicó Palacios.

En este sentido, existe poco espacio para la estilización, que no tiene límite y se pueden tomar licencias y libertades en el campo folklórico, incluso se puede mezclar con géneros como el contemporáneo y crear nuevas propuestas.

 

Baile de salón y presentación de ballet

El maestro de Música, Fernando Arduz Ruiz, apuntó que una cosa es el baile de la música folklórica en un salón, un domicilio o una fiesta y otra la que se realiza en un escenario. Por esta razón los cuerpos de baile necesitan darle “vistosidad” a la danza, coordinación si se trata de varias parejas en simultáneo, cierta estilización que no sea exagerada, incluso en la indumentaria.