Farías y la selección: Se puede jugar a otro ritmo

El director técnico de la Selección Sub-23, César Farías, quedó satisfecho con el rendimiento que tuvo el equipo en el compromiso amistoso que jugó contra Royal Pari la mañana de este miércoles. Las instrucciones que dio el entrenador fueron cumplidas, en el proceso de cambiar el ritmo de juego.

“Queremos una Selección agresiva que sea protagonista, que se atreva a ir de visitante a jugar y que se imponga de local. Esta generación 97`, 98` y 99` pude ser una generación importante para el fútbol boliviano, entonces, hay que exigirles, hay que inculcarle buenos valores y darle las herramientas para que se desarrollen”, declaró Farías a la finalización del entrenamiento.

Este compromiso disputado en el complejo de Kalomai finalizó con triunfo para el elenco verde por la mínima diferencia, con gol anotado por Daniel Camacho en el segundo tiempo. Farías dejó de lado el marcador, prefiriendo quedarse con el rendimiento del plantel.

El tanto de Camacho fue convertido a los 62 minutos. Justamente, la presión en la salida del arquero Jorge Arañuz provocó un mal pase y la verde reinició el ataque que Camacho definió con un disparo con pierna derecha.

“Lo interesante es como se entrena se juega, y los muchachos están conscientes que se puede jugar a otro ritmo y hoy lo demostraron. Eso nos llevamos después de inculcarles principios, respeto por el rival, respeto a las personas que nos dieron la posibilidad de hacer este entrenamiento y a partir de ahí se va ganando cosas más importantes que el marcador”, concluyó el técnico llanero.

La formación inicial de la Sub-23 estuvo formada por: Leonardo Claros, en el arco; Roberto Cueto, Sebastián Reyes, Walter Antelo y Harry Céspedes, en la defensa; Moisés Villarroel, Daniel Camacho y Jhon García, en el mediocampo; Fernando Saldías, Bruno Miranda y César Menacho, en la delantera.

El elenco continuará con este micro ciclo este jueves cuando enfrente a Oriente Petrolero, gracias a las gestiones que se hizo ante el presidente de los verdolagas, Ronald Raldes. Con ese amistoso se concluirá esta etapa.

“Vamos a aprovechar estos minutos para que los que no tuvieron minutos hoy (en referencia al miércoles) puedan jugar. Vamos a seguir cultivando las ideas y demostrar que uno puede jugar en otro ritmo y nivel, y que se puede atacar y se puede presionar en el arco contrario”, concluyó Farías.

Este plan de trabajo, con micros ciclos y jugando amistosos contra clubes bolivianos, se repetirá en la siguiente semana.