Evo, en presencia de Trump, arremete duro contra Estados Unidos en la ONU

Evo Morales interviene en la sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas. fotos Enzo De Luca

En presencia de Donald Trump, sentado casi al lado, el presidente Evo Morales realizó este miércoles un duro discurso contra la política internacional de Estados Unidos, durante la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU que se realizó en Nueva York.

La reunión se realizó para abordar el tema de lo no proliferación de las armas de destrucción masiva. En el encuentro, además de Morales y Trump, estuvieron el presidente de Francia, Emmanuel Macron y la Primer Ministra del Reino Unido, Theresa May.

Morales comenzó reprochando a Estados Unidos su posición respecto a Irán, que es un país aliado al Gobierno de Bolivia y que por varios años fue centro de polémica internacional por el tema de las armas nucleares.

“Ahora que Irán ha retomado el control de sus recursos, es nuevamente víctima del asedio estadunidense. Bolivia rechaza categóricamente las acciones unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos en contra de Irán, asimismo condena que Estados Unidos se haya retirado del plan de acción integral conjunto, utilizando excusas para continuar con sus política de injerencia e intervención”, dijo.

Morales también mencionó a “agresiones injustificadas” que existieron en el Siglo XXI en Medio Oriente -invasión a Irak, el caso de Libia y la guerra en Siria- y acusó a Estados Unidos de invadir países bajo los argumentos de libertad y democracia, cuando en realidad busca control geopolítico y de recursos naturales.

“Estados Unidos invade países, lanza misiles o financia cambio de regímenes, lo hace acompañado de una campaña de propaganda que reitera que es a nombre de la justicia, la libertad, la democracia, los derechos humanos o por razones humanitarias.

Quiero decirles, a Estados Unidos no le interesa la democracia, si así fuera no habría financiado golpes de Estado y apoyado dictaduras, no amenazaría con intervenir militarmente a gobiernos democráticamente electos, como la hace con Venezuela. No le interesa los derecho humanos ni la justicia, si así fuera firmaría los convenios internacionales de protección de los derechos humanos (…) no promovería el uso de la tortura, no abandonaría el Consejo de Derechos Humanos, y no separaría a niños migrantes de sus familias, ni los podría en jaulas”, manifestó Morales.

Agregó que Estados Unidos no le interesa el multilateralismo, porque de los contrario seguiría en el Acuerdo de París, el pacto global de migraciones, y declararía a Jerusalén como capital de Israel.

Tomado de Erbol